casinosLa iniciativa del Ejecutivo Municipal fue enviada al Concejo Deliberante junto con el veto a la Ordenanza aprobada por los ediles, que elevaba la tasa en un 6.000 por ciento, lo que para las autoridades municipales escapaba a sus facultades y convertía en «judicializable» el nuevo valor. Actualmente el Casino Club de Río Gallegos paga una tasa municipal de 2.000 módulos equivalentes a $ 340, por trimestre por máquina tragamoneda. En la primera sesión del año los concejales aprobaron modificar la Ordenanza Nº 6428 modificatoria de la Ordenanza Nº 2419 (Tarifaria), y elevar dicho monto a 130.000 módulos, esto es a $22.360. Pero el Ejecutivo Municipal vetó este incremento por considerarlo «judicializable», y propuso un texto alternativo que establece en 25.000 módulos la tasa a percibir, lo que equivale a $ 4.300, «por máquina habilitada, y por trimestre», según el Decreto 861/16 firmado por el Intendente Roberto Giubetich. «La potestad en materia tributaria y como Poder de Policía sobre el juego en Santa Cruz la tiene Lotería para Obras de Acción Social de la provincia, de acuerdo a la propia Constitución Provincial y a la Ley 3.304 (Creación de LOAS) y la 3.320 (Código Fiscal)», señala el veto. En la modificación tarifaria aprobada por los concejales también también se estableció que lo recaudado por la tasa al casino «se destinará exclusivamente a la conformación de un «Fondo especial para el sostenimiento del Transporte Público Urbano de Pasajeros”. El texto alternativo que propone ahora el Municipio, elimina esta imputación de los fondos recaudados, dado que «las tasas no tienen un destino específico, ya que en ese caso se transformaría en un impuesto y nosotros no tenemos esa potestad», declaró el Intendente Giubetich a La Opinión Austral. «Lo que se cobra es “la tasa de habilitación de las máquinas de juego”, explicó el jefe comunal. Si bien aún resta que los concejales decidan si aceptan o rechazan el veto para lo cual se requiere el voto de cinco de los siete concejales, de aprobarse el nuevo valor de la tasa municipal el Casino Club deberá pagar a partir del 1 de enero de 2016 por adelantado y cada tres meses, $ 4.300 por cada una de las 389 máquinas tragamonedas que actualmente tiene habilitadas en Río Gallegos.