Gerez Aprosa

Hugo Gerez, APROSA.

RIO GALLEGOS.- Hugo Gerez, referente de la APROSA, entidad que nuclea a profesionales de la salud aseguró hoy que lejos de las promesas que le había hecho la ministra de Salud, Rocío García no fueron convocados a la paritaria de salud del próximo lunes y aseguran que en caso que no los sumen, denunciarán la situación ante la justicia por discriminación gremial. Desde APROSA aseguran que cuentan con la personería gremial que les da la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Republica Argentina, la entidad que los agrupa en todo el país, quien en diciembre pasado consiguió su personería gremial, lo cual les permite a ellos participar de las paritarias gremiales, dado que son la regional de la federación en la provincia. Gerez consideró que las trabas las están teniendo en la secretaría de Trabajo “ella (por García) nos dijo que iba a hablar con la secretaría de Trabajo, pero los días argumentan cosas situaciones. Afirman que la Federación no ha entregado papeles y eso no es verdad, hace dos semanas entregamos la nota donde dice que Aprosa tiene el poder estar en la paritaria de Santa Cruz, al igual que FATSA lo está por ATSA” En diálogo con Winfo Santa Cruz, Gerez aseguró que si el lunes no están sentados en la paritaria “de acuerdo a la ley de Asociaciones Sindicales, vamos a hacer una denuncia por discriminación en el juzgado laboral y también llegaremos a la OIT de la mano de la Federación, porque nos están discriminando”. Entre los reclamos que tiene APROSA para presentar en la paritaria se detallan tanto cuestiones médicas, como salariales y administrativas: “ hay una gran inequidad salarial dentro del sistema de salud, la convivencia de distintos sistemas de cobro lo genera, ya que conviven contratados, monotributistas y planta permanente. Nosotros queremos un sistema de salud jerarquizado, con salario diferenciado por especialidades y jerarquías y que se reconozca las especializaciones y capacitación que cada profesional tiene”, detalló Gerez. También quieren plantear la forma en que se usa las horas de guardia como sumas en negro para el pago de horas extras, una jubilación diferenciada por desgaste laboral, y la gran estructura del ministerio de Salud al que consideran un “elefante blanco con 120 direcciones que no tienen injerencia real en la organización de los hospitales de la provincia”.