Teodoro CaminoPor Héctor Barabino.- Según el Secretario de Trabajo, Teodoro Camino, la gobernadora Alicia Kirchnertomó la determinación de darle continuidad a las negociaciones colectivas a pesar de las dificultades que hoy enfrenta la Provincia». Señaló además que ya recibió instrucciones para convocar «a las correspondientes negociaciones a cada entidad gremial que cumple con los requisitos previstos en las normativas vigentes”. ¿El gobierno reconoce errores, o solo busca ganar tiempo? Las paritarias que encaró a comienzo de año con la ADOSAC, fueron una muestra patética de desaciertos y provocaciones, con consecuencias nefastas para la Educación que retrocedió medio año sin más motivos que los caprichos de los funcionarios. Esta situación dejó a la vista  la impericia del Gobierno para comprender que en Santa Cruz no solo se terminó la plata fácil que venía de Nación, sino también la soberbia de imponer condiciones a los gremios considerados enemigos o subordinados.  La novedad de una nueva convocatoria a paritarias surge en un momento crítico de la relación del gobierno con los gremios cuando gran parte de los estatales aún no perciben la primera cuota del aguinaldo y trabajadores de le ex 591 y de gremios kirchneristas, que acordaron aumento por debajo del 10 por ciento, están exigiendo igualdad de condiciones. Suma presión al gobierno de Alicia Kirchner el hecho de que con el último día hábil del mes en curso, el próximo viernes 29 de julio, vence el plazo para pagarle a los jubilados de acuerdo al compromiso asumido por las autoridades ante la vocal por los pasivos, Susana Ruiz.  Y la semana que viene los activos esperan percibir sus sueldos. Los gremios combativos, Adosac, Judiciales, Ate, entre otros, ya adelantaron que si el gobierno no cumple con lo que resta pagar de aguinaldo, y con los sueldos en tiempo y forma, iniciarán la semana con paro. Nuevamente sin clases.  Los médicos y profesionales de la Salud, nucleados en APROSA, mantienen paralizados los hospitales públicos, aunque por estas horas el gobierno está enviando señales que podrían encauzar una negociación real con APROSA,  prometió habilitarles el código de descuentos de la cuota sindical, «si cmplen con los requisitos legales». ¿Cómo finaciará el gobierno la reapertura de la discusión salarial? Por lo pronto tiene que devolver los 280 millones de pesos que tomó de Nación a cuenta de futuros préstamos, el que surge del acuerdo federal para la devolución de fondos del ANSES, o de los empréstitos por 10 mil millones de pesos que, aunque inconstitucionales, está habilitado a tomar gracias a la complicidad de jueces y diputados. Por otro lado, a partir de enero de 2017 comenzará a devolver los 4.500 millones de pesos que recibió para sueldos en 2015, así y todo Alicia Kirchner podrá sentarse a atender las demandas de los estatales con el respaldo económico suficiente como para no sufrir sobresaltos. Siempre a cuenta de futuros préstamos.