Es a raíz de las sanciones que la Dra Renée Fernández aplicó a los abogados que patrocinaron a los diputados que presentaron el amparo contra el endeudamiento, que provocó el fallo de primera instancia que lo declaró inconstitucional.