13775392_1269449283065955_5490405812243249235_nRIO GALLEGOS.- Todas las localidades del interior provincial, salvo Pico Truncado, El Calafate y Esperanza se encuentra con medidas de acción directa, según surge de los datos recabados por Winfo Santa Cruz entre los policías de toda la provincia. En tanto la medida es de menor intensidad en Caleta Olivia y Río Gallegos. Estas dos localidades definen el peso de la acción. Aclaran, quienes la comandan, que la medida irá aumentando con el correr de las horas. El presidente de la Asociación Civil Policial afirmó hoy que mas allá de la medida de fuerza de estas horas “no es normal la actividad”, lo dijo en respuesta a los dichos del jefe de Policía, José Luis Cortes, quien anoche intentó minimizar la protesta. “No se como podríamos trabajar en forma normal si de cada seis policías, solo dos tenemos armas”, afirmó Horacio Contreras en declaraciones a Radio News de Río Gallegos. Ni el anuncio del pago del aumento la próxima semana, logró bajar la medida de fuerza. Hoy se han plegado mas comisarias. “La idea es que no se sumen todos de golpe, sino que sea de tipo escalonado”, afirmó hoy Contreras. En Río Gallegos, las comisarías Primera, Cuarta, Chimen Aike, Grupo GEOR y la totalidad de la Quinta están con medidas. “Estuvimos en la Comisaría Séptima y que ese personal adhiera o no a la medida no tiene mucha importancia porque no tienen patrullero, no tiene equipo, seguimos como más de lo mismo”, afirmó el policía quien aseguró que la medida “no es solamente económica. Eso es lo que rebalsó el vaso” En respuesta al jefe de Policía, Contreras asegura que los policías no tienen chalecos, ni combustible para los patrulleros, ni uniforme, una herramienta fundamental para llevar adelante su función. Un acuartelamiento con historia Hace cuatro años, el paro policial se inició también en el interior y fueron las comisarías de Río Gallegos las últimas en plegarse a la medida. Sin embargo, en Río Gallegos hoy ya hay efectivos plegados a las medidas en las comisarías Primera, Cuarta, Quinta, Chimen Aike, Grupo GEOR. En esa oportunidad el acuartelamiento se extendió por 22 días, generó el envío de fuerzas de seguridad nacional en un operativo encabezado por el entonces secretario de seguridad, Sergio Berni y marcó también un punto de inflexión en la tirante relación del entonces gobernador Daniel Peralta y la Casa Rosada. De ese conflicto salieron líderes como el ahora retirado suboficial escribiente y licenciado en ciencias políticas, Mario Monsalvo, quien cursa una maestría en Seguridad Pública y Ciudadana. Y también en ese conflicto se gestó un instrumento inédito para que los policías participen y discutan su propio salario como el Consejo del Salario y el permiso para que se constituya la Asociación Civil Policial. Hoy la historia se repite. A diferencia de hace cuatro años, los policías están comunicados a través de las redes sociales. En el 2012 apenas podían mandarse mensajes de texto entre ellos. Hoy la frase acuñada entonces «soy policía, soy importante» volvió a escucharse.