ctaRIO GALLEGOS.- CTA de Santa Cruz denunció a las empresas petroleras radicadas en nuestra provincia, «Claramente se demuestra en las acciones de achicar costos, reducir salarios, disminuir los puestos de trabajo, la anulación de derechos y la aplicación de una evidente “flexibilización laboral”, señalaron en conferencia de prensa.

Manifiestan que San Antonio Internacional «ha producido el despido de todo el cuerpo de delegados y de 40 obreros de Caleta Olivia más otros 8 de Las Heras, violando una vez más los acuerdos pactados».

«El gobierno provincial se ha colocado del lado de las empresas dejando pasar los despidos y apurando los acuerdos de “flexibilización laboral” contra los compañeros», denuncia la CTA.

Desde la central de trabajadores sostienen que «el gobierno Macrista de igual forma que el anterior gobierno Kichnerista continúa con la política de subsidiar el barril de petróleo, pagando 64 y 54 dólares el barril, respectivamente en boca de pozo, y con las naftas mucho más caras que en el mercado internacional», apuntan. La CTA denuncia un proceso de «flexibilización laboral», a partir de «la amenaza de producir 8000 despidos en la cuenca del golfo San Jorge, para luego avanzar en una llamada “reestructuración productiva” que implica la «multifunción» consistente en que un trabajador realice diferentes tareas o funciones realizando en muchas oportunidades el trabajo de dos o más personas». Aseguran que las empresas están promoviendo «la jubilación compulsiva, la reducción de la jornada laboral achicando los salarios al 50% y la anulación de una cantidad de cláusulas convencionales ligadas al modo de organización de los equipos de trabajo en el sector, lo que a su turno pone en riesgo la seguridad y salubridad en el trabajo y la vida de los trabajadores (Trabajo nocturno, con viento, cantidad de operarios por equipo etc.)». «Entendemos que toda esta reducción de costos,  no excluye despidos masivos y suspensiones sin goce de haberes, que es la decisión que ha aplicado en primer momento la empresa San Antonio, en violación de acuerdos y plazos fijados por la Resolución 365 del MTSS», denuncia la central de trabajadores. Consideran que se trata de «una acción evidentemente “disciplinadora” que apunta a que todos los trabajadores petroleros terminen «aceptando las variable de ajuste de las patronales sean los puestos de trabajo, los salarios y las condiciones de trabajo». La CTA manifestó «nuestra solidaridad con todos los compañeros despedidos», y pidió «retroceder estas decisiones ya que de lo contrario las empresas en pacto con el gobierno provincial avanzarán afectando los puestos de trabajo de miles de compañeros del petróleo».

Publicidad

Publicidad