Con BergmanRIO GALLEGOS.- Pese al pedido expreso de la gobernadora Alicia Kirchner para que se aceleren los tiempos para la construcción de la represas, la visita del ministro de Ambiente y Desarrollo de la Nación, solo trajo la certeza que las represas se construirán, pero ninguna precisión sobre fechas, ni plazos. “No venimos a anunciar nada operativo en términos de cuando o como las represas avanzan” afirmó el rabino Bergman antes de partir desde Río Gallegos hacía el río Santa Cruz. Fue después de compartir un acto con la gobernadora Kirchner donde se firmó un convenio marco entre la provincia y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Y aclaró que las represas “no avanzan si no hacemos juntos el trabajo de Impacto Ambiental”. Bergman le respondió así a la gobernadora, quien minutos antes había solicitado: “le pido al equipo de trabajo de la Nación que, respetando la soberanía de la provincia, el trabajo se haga lo más rápido posible” y explicó ante la prensa que en la reunión previa al acto de hoy, Bergman no pudo brindar con certeza una fecha de inicio. Pese al pedido de celeridad de la gobernadora Bergman pidió “bajar la expectativa en términos de una fecha” de inicio de la obra aunque asumió el compromiso para que en el menor tiempo posible se evalúe el nuevo proyecto ejecutivo. Y aclaró: “Hay un proyecto ejecutivo nuevo que esta con la aspiración de asegurar el desacople de este proyecto del impacto sobre el lago argentinos, los glaciares y los Parques Nacionales. Ayer Bergman, no dio detalles pero insistió en el “nuevo proyecto ejecutivo” y aclaró ante la consulta de la prensa que “sin ánimos de polemizar”, todo lo sucedido con el proyecto anterior quedaba ahora “en manos de la justicia”. “Apostamos a un trabajo junto a la provincia” afirmó Bergman y aseguró que sobre el proceso anterior habían recibido muchos reclamos que lo cuestionaban. “Sobre lo pasado, actúa la justicia. Sobre el presente y el futuro tenemos una responsabilidad ejecutiva de hacerlo como marca la ley”, afirmó Bergman a metros de Alicia Kirchner dentro del edificio de la gobernación santacruceña. Juntos pero no mezclados 13901533_299334647087924_2239287772958907176_nBergman y Kirchner posaron para las fotos. En una de las que fue publicada por la gobernación de Santa Cruz, Alicia Kirchner portan un letrero de la campaña #SerSustentable. Bergman fue acompañado al acto en la gobernación por el intendente radical Roberto Giubetich y conoció de primera mano el himno kirchnerista que sonó en la Sala de Situación, con la gobernadora ingresó al salón donde ya la esperaba el ministro nacional. Alicia Kirchner pidió apostar “al cuidado del medio ambiente con inclusión social”. “Si no hay inclusión no podemos hablar de medio ambiente” y para eso “necesitamos que la gente tenga ocupación, tenga trabajo. Esto lo ven a diario, los intendentes y nosotros que estamos colaborando para que los efectos rebote sean los menos posibles”, amplió la gobernadora. Y recordó: “Éstas represas son un sueño de los patagónicos, un sueño de los pioneros”, definió la primera mandataria provincial. “Se lo merece Santa Cruz y se lo merece el país, porque esta obra se hace acá pero va a beneficiar con la energía a toda la Argentina”, concluyó. Por su parte Bergman  sobre el acuerdo afirmó: “Este convenio se trata de trabajo articulado nación y provincia, lo venimos haciendo con todas las provincias y eso es importante, Santa Cruz es muy importante, es evidente que no formamos parte del mismo espacio político, que no pensamos igual, pero es hora de darle señales a la gente que estamos primero por las necesidades de los habitantes”, afirmó Bergman en el contacto que tuvo con la prensa después de la firma del convenio.

Vía Twitter @riogallega

Durante el contacto con la prensa, el ministro de Ambiente explicó que el nuevo proyecto ejecutivo requiere de nuevos estudios ambientales y aseguró que habrá “ámbitos de participación” para toda la sociedad civil que quiera expresarse sobre el nuevo proyecto, con lo cual no descartó que se realice otra vez la audiencia pública. “Haremos todo lo que marque la ley”, afirmó. La audiencia pública por las represas se realizó con el último suspiro del kirchnerismo. El 9 de diciembre del año pasado, a horas que Cristina Kirchner se retirara del poder, fue en Piedrabuena. Ayer el intendente de esta localidad, Federico Boldovic fue uno de quienes acompañó en helicóptero a Bergman hasta la estancia La Enriqueta, sede de futuro obrador. Su par de El Calafate, Javier Belloni, viajó por tierra a esperarlo en la estancia. El nuevo proyecto al que se refiere Bergman se trata de un achicamiento de la obra inicial. Ya no tendrán 11 turbinas como estaba previsto, sino ocho para evitar que la potencia impacte en el ambiente; se reducirá el monto de la obra de US$ 7600 millones a US$ 4000 millones; se aplazarán los tiempos de la obra, y la provincia de Santa Cruz obtendrá un 12% de regalías por la energía transportada al país, aunque el Estado nacional mantendrá la propiedad de las obras.