DSCF4792

La Uocra cercando la Legislatura en una de las manifestaciones de estatales

A través del Decreto 1656/16 el gobierno provincial otorgó un subsidio de $4,400.000 en manos de su representante, Rubén Eduardo Molina, con el objeto de «asistir a los trabajadores desocupados», según el instrumento legal firmado por la gobernadora Alicia Kirchner. Se trata de una medida que el Frente para la Victoria viene aplicando en Santa Cruz desde el gobierno de Daniel Peralta. Si bien aclara que el dinero está destinado a los desempleados de «distintas delegaciones de la Provincia», y detalla que es «conforme a un listado» anexo que no publica, llama la atención que el subsidio a 888 trabajadores no sea otorgado directamente a sus destinatarios, sino que vayan a parar a las arcas del gremio, en el mejor de los casos. Además de una decisión arbitraria y esquiva a los controles de la administración, el gobierno jamás informó con claridad la rendición del dinero, y existen denuncias tanto de la oposición legislativa como del disidente gremio SITRAIC, de que se trata de pagos en favor de la UOCRA «por los servicios prestados», ya que suele actuar de fuerza de choque del kirchnerismo en las protestas de estatales, llegando a extremos de inusual violencia como ocurrió con la golpiza a maestros y enfermeros en la cuenca carbonífera en 2011. Más recientemente, el Martes 25 de octubre, uno de los accesos al Barrio San Benito fue el escenario de una balacera entre facciones de la UOCRA, que dejó como saldo un muerto y dos heridos. Los desocupados de Báez, y los cortes de ruta subsidiados En marzo de este año, Austral Construcciones produjo 1800 despidos sin que el gobierno provincial denunciara a la empresa que alegó «falta de pago de certificaciones», por parte de Nación, sin dar más explicaciones de su repentina insolvencia tras 12 años de recibir obras millonarias durante las presidencias de los Kirchner. Tras la sangría de trabajadores producida por el empresario Lázaro Báez, el dirigente de la construcción, Alejandro Lugo denunció la connivencia del gobierno: “los cortes de ruta están arreglados”, sentenció, y reveló que “la Uocra cobra dos millones y medio de pesos por mes para cortar las rutas”. Según el gremialista la Provincia por entonces abonaba , 500 subsidios a desocupados de $5.000 cada uno con los que  “utiliza a los trabajadores para que corten las rutas”, según denunció, y puso en duda la cantidad de subsidios: «nosotros contamos unos 40 en Caleta Olivia y a lo sumo 10 en Pico Truncado, que están percibiendo la ayuda, del resto no sabemos”, cuestionó Alejandro Lugo. Uocra subsidio gobierno