CALETA OLIVIA.- La municipalidad de Caleta Olivia denunció una escalada de violencia desde que un grupo de manifestantes terciarizadas a través de cooperativas financiadas por el gobierno provincial ingresaron al municipio y también cortaron la ruta nacional 3. Reclaman ser incorporados a la planta de la comuna superpoblada. En un comunicado emanado desde el municipio los responsabilizan de amenazas contra la familia de Prades y de otros funcionarios.