Alicia 16 de diciembre 2016 3

Alicia muestra por TV la autorización del Banco Central

Según hizo público la gobernadora Alicia Kirchner hace una semana,  el Banco Central ya autorizó a Santa Cruz a gestionar el primer tramo de 1.500 millones de pesos, del empréstito de 10 mil millones que necesita la provincia para afrontar un déficit cercano a los 7 mil millones. Si bien la mandataria anunció a través de un video oficial que «esto va a permitir que el gobierno provincial haga efectivo el 21 de diciembre los aguinaldos», lo cierto es que la provincia aún no ingresó fondos por vía de créditos. Por el contrario, recién comenzó el proceso administrativo para endeudarse. Winfo Santa Cruz accedió a la documentación que establece las condiciones bajo las cuales se endeudará la provincia, al menos en los próximos tres años. De acuerdo a la Resolución 235/16 del Ministerio de Economía, Finanzas, e Infraestructura de Santa Cruz, para la toma de empréstitos la provincia pone como garantía sus ingresos por regalías hidrocarburíferas, y coparticipación federal. El primer tramo del empréstito es por un monto de $1.500 millones, «o su equivalente en moneda extranjera», y será utilizado en «todos aquellos destinos que fueron autorizados por la Ley Nro 3479». Cabe recordar que dicha ley fue aprobada en la legislatura el 23 de junio de este año y que ya cuenta con el aval de Nación se encuentra en queja en el Tribunal Superior de Justicia, tras el controvertido fallo de Cámara que rechazó el fallo que declaró inconstitucional la escandalosa sesión del 23 de junio que aprobó ambas leyes.  La devolución de los fondos será pactada en 9 cuotas trimestrales iguales y consecutivas, y el primer vencimiento operará a los 12 meses a partir de la fecha del desembolso. La tasa de interés será la que surja de la «tasa de referencia» que establece el Banco Central para los préstamos en dólares, más un «margen aplicable» estimado en un 5% nominal anual. Cómo se endeudaron otras provincias En mayo, Neuquén fue la primera en operar en el exterior y logró una tasa de 8,6%.  Mendoza bajó un poco más el interés y cerró en 8,3% por un endeudamiento de 500 millones de dólares. La provincia de Buenos Aires consiguió la tasa más baja, 5,75%; aunque con un plazo a tres años y por 500 millones de dólares. El Gobierno nacional, en su primera emisión en la toma de deuda por 16.500 millones de dólares fijó una tasa del 7,2. En las finanzas internacionales es una premisa que los gobiernos nacionales consigan mejores resultados que las provincias.