IDUV CIC Calafate

La directora general de Gestión Técnica y Administrativa del Iduv, Rosana Inostroza, junto a autoridades del CIC Formenti

EL CALAFATE.- La delegación local del IDUV reabrirá sus oficinas en dependencias del CIC Dr. José Formenti, cuyas instalaciones serán remodeladas de acuerdo al acta compromiso firmada entre las autoridades de ambos organismos. La arquitecta del IDUV , Silvia Velázquez  brindó detalles sobre los trabajos a realizar,  «se va a  modificar el acceso exterior, para que la gente pueda ingresar independientemente al CIC Formenti, de la misma manera las obras contemplan la construcción de rampas y refacciones menores en la fachada de la oficina, como la colocación de puertas, pintura interior y la anulación de un sector hacia el CIC para individualizar», explicó la funcionaria. En cuanto a los plazos previstos para la puesta en marcha de la delegación Silvia Velázquez adelantó que los trabajos «no van a llevar más de 15 o 20 días», y que «en los próximos días» se iniciarán los trabajos. La anterior sede del Iduv funcionaba en una propiedad de Báez
casa Báez Korenferld IDUV

La vivienda que ocupó el Iduv pertenece a Lázaro Báez y fue allanada por el fiscal Marijuán

Hasta abril de este año el IDUV funcionaba en avenida Almirante Brown al 1300, en una vivienda alquilada a Lázaro Báez que en junio el fiscal federal Guillermo Marijuán allanó en el marco de la investigación por lavado que se le sigue al empresario detenido en el penal de Ezeiza.  Su anterior propietaria, era la ex poli funcionaria kirchnerista, Liliana Korenfeld quien se la había vendido a Báez en 2011. Cuando la policía federal se presentó al domicilio para realizar el procedimiento ordenado por el juez Julián Ercolini,  se encontró con que allí funcionaba la delegación del Instituto de la Vivienda provincial, pero se encontraba cerrada por falta de calefacción, según un letrero escrito a mano pegado en la puerta. De acuerdo a fuentes allegadas al dueño de Austral Construcciones, la Provincia le debía «varios meses de alquiler» a Báez quien luego de que Alicia Kirchner le suspendiera los contratos de obra pública, tomó la decisión de desalojar de su propiedad las oficinas del IDUV. Báez le pagó a Korenfeld 175.000 dólares por ese inmueble, según quedó asentada la operación  el 14 de diciembre de 2011 y certificada por el escribano Leandro Albornoz.