Con una escueta comunicación al presidente de la legislatura, el bloque de diputados del Frente para la Victoria con la firma de Matías Mazú, dio por concluido el año legislativo, cuando aún restaba la sesión de este jueves 15 de diciembre que preveía tratar entre otros temas el presupuesto 2017. Entre los fundamentos para el levantamiento de la sesión, la nota refiere a los «compromisos ineludibles» que imposibilitan a los diputados del interior concurrir a la sesión, y «a efectos de evitar un dispendio de recursos administrativos», según los diputados del FPV. En noviembre el mismo Mazú había pedido ampliar el período de sesiones hasta el 20 de diciembre “Existiendo temas pendientes de tratamiento de relevancia en la agenda provincial consideramos propicio extender el presente período, en el marco de lo establecido en el artículo 90 de nuestra Constitución Provincial”, fundamentaba el pedido.   Suspenden la sesión extraordinaria