Mostrales el decretoEl 14 de diciembre la gobernadora Alicia Kirchner firmó el decreto 2.327/16 estableciendo cuatro días de asueto administrativo con motivo de la celebración de las fiestas de fin de año. Lo que seguramente los trabajadores públicos no preveían, es que pasarían las fiestas más austeras de sus vidas en virtud de los retrasos en el pago de sueldos y aguinaldos, y en el caso de los jubilados, directamente la falta de pago de los haberes de diciembre. En el instrumento legal el gobierno refiere entre sus fundamentos que las fiestas «constituyen tradicionalmente motivo de unión y encuentro», y justifica los feriados decretados, con el fin de «facilitar la preparación de las mismas, así como los viajes y traslados a otras localidades de quienes  por diversas causas se domicilian lejos de sus seres queridos».