RIO GALLEGOS.- Intensas lluvias azotan la ciudad de Río Gallegos desde las primeras horas de esta madrugada, con un registro de 22 milímetros de agua caída después de mediodía, lo que derivó en la evacuación de dos familias y dejó decenas en situación de emergencia. Los evacuados pertenecen a los barrios Bicentenario y Evita, pero decenas de familias están en situación de emergencia aunque se resisten a dejar sus viviendas, informó a Télam el intendente Roberto Giubetich, al frente del operativo de emergencia. La ciudad se disponía a utilizar vehículos del Ejército para ingresar a los sectores más afectados de los asentamientos Madres a la Lucha y Laguna Ortiz, este último más complicado por estar en un área baja. Giubetich afirmó que se dispuso un operativo de emergencia ante los informes meteorológicos que anticipaban lluvias intensas para sábado y domingo, aunque el pronóstico superó las previsiones y las condiciones del sistema pluviocloacal. Los barrios más afectados de la ciudad son los periféricos, aunque en la zona céntrica hay varios sectores inundados, en los que Protección Civil dispuso el corte de calles. Giubetich alentó la expectativa de que la situación vaya mejorando a partir de la baja de la marea con la previsión de que la lluvia pare a las 14.30 al menos una horas, lo que le permitirá al municipio trabajar con camiones para desagotar los sectores más complicados de la ciudad. Por la situación por ahora se encuentran suspendidos los servicios de transporte y recolección de servicios. Informe oficial Por su parte  el director de Acción Comunitaria, Profesor Eduardo Murúa indicó que están a disposición de los vecinos afectados por las inundaciones los centros integradores Nro. 4, (Juan Domingo Perón 790) Nro. 9 (San José Obrero y Reconquista) y Nro 8 (Ramón y Cajal y Los Pozos). Asimismo, está habilitado para recibir familias afectadas el gimnasio 17 de Octubre (Obispo Angelleli y Bella Vista) y el Polideportivo de la Mutual de la Caja de Servicios Sociales (Barrio San Benito). “Estamos trabajando arduamente ante un panorama complejo debido al alto nivel de agua caída, a lo que hay que agregarle casi doce metros de marea, que complica el desagote de la ciudad. Todas las áreas operativas del Municipio están abocadas para ayudar a los inundados y ofrecerles alguna solución inmediata”, dijo el funcionario. “Se trabaja en forma conjunta con distintas instituciones del medio, entre ellas Protección Civil, Ejército Argentino, Cruz Roja, Anses, Policía Provincial, Bomberos, etc. Estamos yendo a los lugares de la ciudad más anegados para movilizar a las familias y llevarlas a los centros de evacuación. La realidad es que, si bien son muchos los hogares afectados, las familias no quieren dejar sus casas”, indicó. Los teléfonos de emergencia a disposición de la comunidad para estos casos son: – Protección Civil: 103 – Municipalidad: 108 – Bomberos: 100 – Comando Radioeléctrico: 101 – Guardia de Desarrollo Territorial: 15445872.