Gabinete por represas Tras los más de 300 despidos que produjo esta semana la UTE que construye las represas sobre el río Santa Cruz, el gobierno coordinó una serie de acciones tendientes a revertir la situación. En este marco anunció que se reunirá con autoridades de los ministerios de Interior, y de Energía. La empresa mantenía hasta diciembre 500 trabajadores con sueldo de media jornada pero que no cumplían tareas en virtud de la paralización de la obra. Luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenó suspender la obra de las Represas hasta tanto se realicen nuevos estudios de impacto ambiental además de remitir las actuaciones al fuero contencioso administrativo federal de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, la U.T.E. que integrarn entre otos Electroingeniería SA y la china Geshouba, despidió a 328 obreros. En la mañana de hoy en la Casa de Gobierno , Alicia Kirchner y parte del Gabinete mantuvieron una reunión de urgencia. El Ministro de Gobierno, Fernando Basanta, manifestó que «la reunión tuvo por efecto que la Gobernadora coordine las acciones entre las diversas áreas del gobierno que tienen injerencia en el tema, el gobierno provincial viene trabajando desde fin del año pasado buscando reactivar la obra de las represas sobre el río Santa Cruz, que significa nada más y nada menos que 5000 puestos de trabajo»,  señaló el funcionario. Basanta remarcó «creemos que la obra de realización de caminos de acceso y construcción de villas temporarias, que autoriza la Corte, puede ocupar la totalidad de la gente hasta tanto se habilite continuar con la obra civil», concluyó.