AAEL CALAFATE.- Pese al airoso reclamo de empresarios del turismo, funcionarios locales y provinciales, y de los usuarios, la decisión de Aerolíneas Argentinas de suspender los vuelos directos desde y hacia Córdoba, Rosario, e Iguazú, a partir del 2 de abril no tiene marcha atrás. ¿El argumento?, la escasa ocupación de los vuelos durante la temporada baja, por eso la medida regirá hasta septiembre cuando AA restablecerá el cronograma actual de vuelos hacia y desde El Calafate. Así se lo hizo saber el gerente de la firma aérea estatal, Diego García, al secretario de turismo de El Calafate, Alexis Simunovic, durante la reunión anual de la Feria Internacional de Turismo celebrada en Madrid.  A cambio AA prometió incrementar en un 10,5 por ciento las frecuencias desde Buenos Aires hacia El Calafate. Al respecto Simunovic señaló, “Lo bueno dentro de lo malo es que en septiembre AA vuelve a programar el vuelo, será un vuelo diario puro directo desde Córdoba y un vuelo diario puro directo desde Rosario y además, para 2017, El Calafate va a tener un 10,5% más de butacas disponibles en vuelos en el tramo troncal desde Buenos Aires”, dijo el funcionario a La Opinión Austral. No obstante Simunovc manifestó, “la buena noticia es que en septiembre nos estarían incrementando las frecuencias desde esos lugares”, pero que volarán en forma directa Córdoba-El Calafate y Rosario-El Calafate», indicó. Rodolfo Novelle:  «Es un problema para la provincia también» NovellePor su parte la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Afines de El Calafate acusó a Aerolíneas Argentinas de no considerarlos en la decisión de suspender los tramos aéreos hacia Córdoba, Iguazú y Rosario. El presidente del ente, Rodolfo Novelle, en diálogo con Télam, sostuvo hoy que «deberían habernos consultado (…) ya que nos enteramos por los medios nacionales». Detalló que actualmente hay seis vuelos a Córdoba (algunos con escala en Rosario) por lo que dijo: «Pedimos que se mantengan con menos frecuencia pero que se mantengan; no solo por una cuestión turística, en la que hemos invertido mucho en promoción por esos tramos, sino porque Calafate es cabecera de otras localidades de la Patagonia para viajar al norte». El titular de la Cámara de empresarios sostuvo que la medida adoptada por Aerolíneas,  «Es un problema para la provincia también», y remarcó que desde el sector al que representa habían pedido explicaciones a AA, «porque Buenos aires-Calafate también baja en cantidad en el período invernal, pero no por eso levantan la ruta. Pedimos que en lugar de tener 6 vuelos por semana con un 737, 700, 800, con 160 pasajeros, tengamos dos vuelos semanales con un Embraer de 90 pasajeros. Es decir se consideran alternativas para no levantar la ruta»; por lo que esperan respuestas de la empresa nacional que unilateralmente decidió los cambios a partir de abril «pensando todas las acciones posibles en la continuidad del reclamo».