Foto la NaciónEl gobierno de Alicia Kirchner destinó en los últimos meses $27 millones en subsidios a los desocupados del gremio de la construcción. Una medida que contrasta con un estado que desde que asumió la actual gestión, no pudo concelar los salarios en tiempo y forma, con el argumento de «la merma de ingresos por culpa del gobierno nacional», y de la «herencia recibida de la gestión anterior». La suma redondea los 5.ooo pesos por subsidio,   «Desde el mes de diciembre de 2015, la actividad de la construcción en Santa Cruz se ve gravemente afectada por la paralización de la obra pública nacional, motivada en un proceso de desinversión instrumentada por el Gobierno en la región patagónica», fundamentan los decretos 0394, 0679, 0937, 1221, 1348, 1423, y 1656, de 2016, que firmó la gobernadora y ya fueron publicados en el Boletín Oficial. El argumento de que los subsidios al gremio de la construcción se deben a que el gobierno de Macri paralizó la obra pública es falaz, toda vez que los subsidios al gremio que conduce el ex Batallón 601 Gerardo Martínez, se vienen pagando desde los tiempos en que los Kirchner pagaban a Báez sumas astronómicas en obras públicas. Según publica hoy LA NACION, los beneficiarios fluctúan cada mes entre 551 y 1300 y para cobrar deben presentar un certificado de la Anses que indique que no reciben otros subsidios. Según fuentes de la Uocra, la bolsa de desocupados en la provincia llega a más de 2000, de los cuales la mayoría son ex trabajadores de Austral Construcciones y sus empresas satélites. Los puntos oscuros de los subsidios ¿Cómo se calcula el monto a pagar por cada desocupado?; ¿cómo se establece a cuántos trabajadores alcanza el beneficio?; ¿por qué todos cobran una misma cifra sin discernir entre categoría o antigüedad de cada beneficiario?, o ¿por qué solo perciben subsidio los afiliados a la UOCRA y no los del SITRAIC, el otro gremio del sector?, son interrogantes que agregan más sospechas a la política de subsidios de Alicia kirchner. Si el gobierno adoptara como una verdadera política de estado subsidiar la desocupación, harían cola otros gremios exigiendo igualdad de condiciones. Los desempleados de la pesca, los trabajadores rurales, del petróleo, o del comercio, estarían en las mismas condiciones de ser ayudados por el estado provincial en épocas de recesión y despidos. Por otra parte no escapa a nadie que quiera enterarse que el gremio de la  construcción actúa como fuerza de choque del kirchnerismo, ante cada protesta de estatales.
Homenaje a García

Hoy, quien sostiene el vínculo con el violento gremio de la construcción es el vicegobernador Pablo González.

Para el gobierno el gremio es uno solo «Los subsidios son sólo para los afiliados de la Uocra, y se los dan por su filiación al kirchnerismo, porque ellos son la guardia pretoriana del gobierno», afirmó Alejando Lugo, secretario general del Sitraic, el otro sindicato de la construcción con presencia en la provincia, con desocupados y sin subsidios. «Para entrar en una obra obligan a la gente a afiliarse a la Uocra, hay un acuerdo firmado por Vialidad Nacional para que ningún sindicato tenga prioridad para trabajar, pero en los hechos no se cumple, la Uocra maneja todo», aseguró Lugo a LA NACION, desde Caleta Olivia. Por su parte Pedro Cormack , titular del gremio docente que llevó adelante duras medidas de fuerza en Santa Cruz, manifestó sobre los subsidios a la Uocra: «Nunca cuestionaría los subsidios a desocupados. Sí es cuestionable que ese subsidio sea utilizado de manera clientelar o para utilizar como fuerza de choque», señala el referente de la ADOSAC, un gremio que sufrió en varias ocasiones las agresiones de la UOCRA con el aval del gobierno. 5885f64a-eef3-4f79-b3fa-95174db29d30