Juezas renuncian Nueve juezas, la mayoría de Santa Cruz, repudiaron el accionar del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, por su actuación en el caso de la detención de la dirigente social, Milagro Sala. «Ya lleva 346 días privada de su libertad sin condena”, resalta el escrito redactado originalmente por la jueza  Alicia de los Ángeles Mercau a través del cual además renuncian a la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina, AMJA, porque la entidad distinguió por su rol como presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy a la jueza Clara Aurora De Langhe de Falcone, a la que consideran «una pieza clave en el armado del gobierno de Gerardo Morales, para mantener detenida a la titular de la Tupac Amarú», esgrimen. También sumaron sus renuncias a la AMJA, las magistradas de Santa Cruz, Cristina de los Ángeles Lembeye, Connie Rossanna Naves, Rosa Nuñez, Paula Ludueña Campos,  y  René Fernández. Lo propio hicieron la titular de Justicia Legítima de Córdoba,  María de los Ángeles Bonzano,  y  Mariana Perez Villalobo. Piden la intervención federal  Otra de las renunciantes es la jueza de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, María Laura Garrigós de Rébori, quien sostuvo que con esa mención la asociación «se alinea con la actividad de los jueces de Jujuy, que nos están llevando a la condena internacional». La jueza Garrigós de Rébori,  denunció que la AMJA «no hizo nada en repudio a lo que está ocurriendo con la detención arbitraria de Milagro Sala». «Como jueces –sostuvo– asumimos un compromiso como organismo del Estado frente a las responsabilidades internacionales y no lo podemos eludir. Lo saben, pero deciden ignorarlo». En ese tono, la jueza reclamó que «a los jueces jujeños se los interpele», al considerar que su desempeño «amerita la intervención federal».  Los fundamentos de las juezas que abandonaron la AMJA  El 1 de diciembre, dos semanas antes de la distinción, el tribunal presidido por Langhe de Falcone declaró la inconstitucionalidad de los fueros de inmunidad para Milagro Sala como diputada del Parlasur y confirmó su prisión preventiva, aunque se pronunció sobre apelaciones que no habían incorporado las resoluciones de Naciones Unidas. Además, Langhe de Falcone es la suegra del juez Gastón Mercau, quien solicitó el pedido de detención contra Sala a principios de enero por el acampe en la Plaza Belgrano -cuya sentencia se conoció la semana pasada-, pero cuando ya había ordenado la prisión preventiva en otra causa de defraudación al Estado, extorsión y asociación ilícita, sin acreditar los motivos de la detención. El día que Néstor Kirchner «rechazó la intervención federal a Santa Cruz».
contra la intervención

En el Bóxing «contra la intervención federal», Néstor acompañado de dirigentes nacionales

La actitud de las juezas  ue piden la intervención federal a Jujuy remite inevitablemente al emblemático «caso Sosa», del ex procurador desplazado inconstitucionalmente por el entonces gobernador Néstor Kirchner, y que tuvo sendos fallos de la Corte Suprema ordenando su reposición, los que fueron desobedecidos por el gobierno provincial. En octubre de 2010, el kirchnerismo, jueces incluidos, organizó un acto de repudio en un gimnasio de Río Gallegos, «en rechazo de la intervención federal a la provincia«, según la engañosa consigna convocante, que refería al fallo de la Corte Suprema ordenando restituir a Eduardo Sosa en el cargo.