LugoCALETA OLIVIA. – El local del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción, SITRAIC anoche sufrió un atentando, según denunció su titular Alejandro Lugo a Winfo Santa Cruz. Encontraron una bomba molotov en el interior que no alcanzó a encender y vidrios rotos en el local ubicado sobre la calle Güemes a pasos del juzgado Federal. Lugo responsabilizó a la UOCRA del atentado como parte de las amenazas que recibió en los últimos días de miembros del sindicato que encabeza el ex Batallón 601, Gerardo Martínez, cercano al kirchnerismo. «Esta mañana cuando llegamos a nuestro local ubicado a una cuadra del Juzgado Federal, nos encontramos que estaban rotos los vidrios de la puerta principal y adentro una bomba molotov que no pudo expandirse por la falta de combustible», relató Lugo y agregó, «Es un atentado contra la organización. Nosotros venimos avanzando y denunciando muchas cuestiones en contra de la UOCRA. Esta es una respuesta de ellos a nuestros reclamos». Lugo recordó que sufre una escalada de amenazas de parte de dirigentes del gremio: «Hace una semana atrás cuando fuimos a reclamar puestos de trabajo en la obra de CPC ellos me amenazaron de muerte, que tenia que desaparecer dude Santa Cruz, que me vaya de Caleta Olivia, que tenía que irme, todo empuñando armas de fuego. Esto esta denunciando en la justicia. Lo que hoy ocurrió  es parte de lo que amenazaron la semana pasada» aseguró y también responsabilizó al gobierno provincial. EL dirigente que se encuentra enfrentando a la UOCRA recordó que también fue parte de la denuncia periodística publicada en el diario La Nación en el cual se asegura que el gremio de la construcción recibió más de 27 millones de pesos del gobierno de Alicia Kirchner durante el año 2016. «Nosotros también tenemos desocupados y no tenemos la misma atención», afirmó Lugo al tiempo que también responsabilizó al gobierno provincial el atentado. El diario La Nación publicó el lunes pasado que el gobierno de Alicia Kirchner pagó más de 27 millones de pesos durante 2016 al gremio de la construcción en concepto de aportes no reintegrable destinado a los desocupados. «Hoy cada desocupado recibe 5000 pesos, para eso debe estar enrolado en la Unión Obrera de la Construcción de la filial Santa Cruz, quienes establecen las listas de los beneficiarios. Según documentos oficiales que cotejó La Nación los beneficiarios fluctúan cada mes entre 551 y 1300 y para cobrarlos deben presentar un certificado de la Anses que no reciben otros subsidios», detalla la nota que relata como el gobierno de Kirchner responsabiliza a Macri por la falta de obra pública. “Desde el mes de diciembre del año 2015, la actividad de la construcción en la provincia de Santa Cruz se ve gravemente afectada por la paralización de la obra pública nacional motivada en un proceso de desinversión instrumentada por el Gobierno Nacional en la región patagónica”, argumentan los decretos 0394, 0679, 0937, 1221, 1348, 1423 y 1656 de este año que firmó Alicia Kirchner publicados en el Boletín Oficial y que suman 27 millones de pesos.