tapa aliciaEl ministro de gobierno Fernando Basanta advirtió al sindicato de televisión que si persisten los reclamos ante la falta de pago de sueldos, tomarán la decisión de privatizar canal 9, la emisora estatal. Como en los tiempos de Carlos Ménem en la presidencia quien emblematizó la frase «ramal que para, ramal que cierra», en alusión a los paros del personal ferroviario, el gobierno de Alicia Kirchner está dispuesto a terminar con las protestas de los empleados del canal, entregando su explotación a manos privadas. La novedad se la transmitió el ministro Basanta a las autoridades del Satsaid, el sindicato que nuclea a los trabajadores de televisión, durante una reunión en la que el gremio planteó sus reclamos por la dilación en el pago de salarios. La queja del gobierno ya la había transmitido la propia gobernadora Alicia Kirchner a comienzos de enero cuando tildó de «intolerantes» a los trabajadores que realizaron un paro colocando una placa en la señal de TV reclamando por el pago de salarios. La medida extrema con la que el gobierno amenaza al personal del canal, resulta llamativa para con el gremio que pactó el peor acuerdo salarial de los sindicatos que representan a los empleados provinciales, con un aumento promedio del 10% para todo el año 2.016.