Sin título RIO GALLEGOS.- El intendente Roberto Giubetich radicó una denuncia contra el ex intendente Raúl Cantín, y otros funcionarios de aquella gestión, por una suma de $1,7 millones destinados a un Centro Integrador Comunitario, CIC que nunca se construyó Parte de ese dinero, unos $630.000 se destinó a la compra de materiales los que según la documentación aportada en la denuncia, fueron comprados, recepcionados por el municipio, pero tampoco se encontraron rastros del cemento y los ladrillos adquiridos. El 17 de diciembre de 2012 el ministerio de Desarrollo y Acción Social de la Nación otorgó un subsidio de $1.776.590,28 a la municipalidad de Río Gallegos para la construcción de un edificio municipal para Gestión Comunitaria. En abril de 2013 la Municipalidad convocó a licitación privada para la compra de material para la construcción de un C.I.C. municipal para los Barrios San Benito, Bicentenario, Néstor Kirchner. El 28 de Junio de 2013 mediante Acta de Pre adjudicación Nº 1207/13 se pre adjudicó a Iron Santa Cruz S.A. por la suma de $ 633.214,60. El trámite administrativo se aprobó mediante Decreto 2790/2013. El presupuesto inicial de $ 633.214,60 fue ampliado en un 20% mediante Decreto Nº 4600/2013 por $ 102.462,85; ese dinero se utilizó para la compra de materiales, de acuerdo a las facturas y remitos obrantes en el Expediente Nº 1178-D/2013 que se ofrece y acompaña como prueba documental. El material se entregó al municipio y fue recibido el 20 de septiembre y el 30 de diciembre por Ariel Bernardo Pochetti, a cargo de la dirección de Depósito y Abastecimiento del municipio. La firma proveedora Iron Santa Cruz S.A. tampoco constituyó el fondo de garantía por $63.321.46 Los funcionarios denunciados Raul Cantin , Intendente Municipal; Daniel Álvarez, Secretario de Desarrollo Comunitario; Sergio Luis Mendez Secretario de Hacienda; Alejandro Leal, Director General de Promoción Social, María Cristina Ruiz Directora General de Hacienda , José Manuel López Director de Contabilidad; Ariel Bernardo Pochetti a cargo de la Dirección de Depósito y Abastecimiento de la Municipalidad de Río Gallegos, contra los que debe requerirse la pertinente instrucción , los funcionarios públicos precitados habrían incurrido en Fraude en Perjuicio de la Administración Pública (Art. 174 inc. 5º C.P.) y Malversación de Caudales Públicos y Peculado (Art 260 y 261 C.P.) en perjuicio de la Municipalidad de Río Gallegos y del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, porque los fondos utilizados fueron suministrados por el Estado Nacional y estaban destinados a financiar la construcción de un edificio municipal que no se construyó.- El delito en el que estarían incursos es el de fraude en perjuicio de la Administración Pública (Art. 174 inc. 5º C.P.) y Malversación de Caudales Públicos y Peculado (Arts. 260 y 261 C.P.) en perjuicio de la Municipalidad de Río Gallegos y del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Porque los fondos utilizados fueron suministrados por el Estado Nacional y estaban destinados a financiar la construcción de un edificio municipal con fines sociales de gestión comunitaria, el que no se hizo, y parte de los materiales que se utilizarían en la obra, fueron pagados, retirados e ingresados en forma documentada a la Municipalidad de Río Gallegos, pero los mismos desaparecieron.-