RIO GALLEGOS.- La falta de pago del sueldo de febrero que podría alcanzar un mes de retraso,  y el pedido de nulidad que hizo la fiscalía de Estado para dejar sin efecto los aumentos alcanzados en paritarias nacionales, tensaron la relación entre los judiciales, el gobierno, y el Tribunal Superior de Justicia. SI bien es el ministerio de Economía el responsable de remitir los fondos para pagar sueldos, el Tribunal Superior se demoró hasta el 21 de marzo en reclamarlos, lo que constituye una falta a las responsabilidades de ambos estamentos, además de una violación del principio de autarquía del Poder Judicial. Los judiciales se movilizaron hoy junto a otros gremios estatales, y decidieron montar una carpa en la puerta de ingreso del edificio de la calle Chacabuco y avenida Kirchner, donde funciona el TSJ. En rigor se trata de una pared de material ligero que atraviesa la vereda de la calle Chacabuco. (Ver galería de fotos) Emitieron un comunicado en el que señalan «Los judiciales iniciamos una nueva manera de reclamar. Entendemos que se se ha llegado a un punto sin retorno y que somos castigados dejándonos para el último», indicaron. Sostienen que  «ahora, a pocos días de empezar a abril, más clara está la posibilidad de que se coman un sueldo, como ya lo han hecho. Antes de arreglar la paritaria con algún sector, hubo aumento para la Gobernadora. Entonces esto ya es un mamarracho. Es un desmadre que no saben contener. Por lo tanto la lucha está en la calle y es continua. Carpa por tiempo indeterminado. En la puerta del TSJ. En la calle como se demostró hoy en la Marcha Provincial junto a los demás sectores. Por el cobro en tiempo y forma de los sueldos, en defensa de nuestro sistema salarial violentado por el Fiscal de Estado y en defensa de la independencia de Poderes. Basta es basta», detalla el comunicado.