Damián Pessolano PERITO MORENO.- Durante la última sesión realizada esta semana, el Concejo Deliberante aprobó una resolución responsabilizando «al Estado, y en particular a la gobernadora Alicia Kirchner, por los hechos de violencia ocurridos frente a la residencia oficial el pasado 21 de abril», cuando los manifestantes fueron reprimidos por la policía causando al menos 4 heridos con balas de goma. El proyecto presentado por el concejal Damián Pessolano (PO) argumenta que «el incumplimiento de las obligaciones por parte del Estado es el primer hecho de violencia y que, a su vez, la manifestación surgió de la desesperación de los trabajadores ante la falta de respuestas». El autor de la iniciativa indicó que  “los trabajadores se encontraban haciendo uso de un derecho constitucional –en referencia al derecho a la protesta-, en reclamo del pago de sus salarios y jubilaciones, rechazando el aumento irrisorio de apenas el 3% que le ofreció a los docentes, así como también, exigiendo se garantice el acceso a la educación y salud pública, y a la justicia, ya que las respectivas instituciones se encuentran totalmente paralizadas”. La resolución aprobada considera que «el gobierno provincial pretende menospreciar el reclamo genuino de los trabajadores, denunciando penalmente a distintos dirigentes sindicales e intenta insinuar que solo se trata de un grupo de manifestantes que pretende desestabilizar su gestión». “Sin embargo, en marchas realizadas en la ciudad capital se han llegado a convocar más de 10 mil personas y el paro del lunes 24 convocado contra la represión fue uno de los más masivos” agregó Damián Pessolano. Asimismo el Concejo Deliberante le pide al gobierno provincial «que transparente la estructura financiera de la administración central, de la Caja de Previsión Social y de la Caja de Servicios Sociales», en tanto requiere al gobierno de Mauricio Macri «que  asista económicamente a la provincia sin poner en juego su independencia federal», señalan los ediles. En relación a esto Pessolano afirmó que “el kichnerismo manifiesta una crisis económica pero no da a conocer los números ni tampoco las finanzas de administraciones anteriores para así conocer el estado real de las cuentas de la provincia”, y  señala que “Macri se compromete a enviar fondos solo bajo condicionamientos políticos que atentan contra los derechos adquiridos por los trabajadores, no lo vamos a permitir.”