Mus bandera blancaRIO GALLEGOS.- Corría el convulsionado 2007 y los gremios empezaron a notar que solos  no avanzaban, así tras las charlas en las marchas y las manifestaciones  empezó a gestarse la Mesa de Unidad Sindical, con el correr de los años fueron avanzando con acuerdos y diferencias en un espacio colectivo. Hoy ya cumplen diez años.

A continuación reproducimos el documento emitido para recordar la década de trabajo en común el 19 de mayo pasado.

La Mesa de Unidad Sindical en este 2017, celebra con el conjunto social, diez años de construcción y organización que se refleja en el avance indiscutido de los derechos y reivindicaciones de los trabajadores.

La unidad de acción permitió desde el 2007 a hoy un fortalecimiento sindical que nos ha colocado políticamente en el lugar que debemos estar, es decir, resistiendo las políticas municipales, provinciales y nacionales cuya continuidad y profundización apuntan al sector que se representa e intenta, inútilmente, fraccionarlo.

Publicidad

Publicidad

Mientras la solución de los nuevos y viejos capitales, siga siendo el despido, la precarización, la flexibilización, la quita de derechos de los convenios colectivos, y el congelamiento salarial; los sindicatos continuaremos debatiendo y construyendo la salida gremial, para lo que sea gremial, y la salida política para lo que requiera una transformación más estructural y a largo plazo.

La realidad es que los trabajadores vemos superados los logros en el ámbito laboral por una gravísima violencia que proviene desde las instituciones y poderes del Estado. Las conquistas se frustran porque las necesidades básicas no se encuentran cubiertas ni mucho menos satisfechas. La crisis actual no sólo repercute en los trabajadores del ámbito estatal sino también repercute en quienes están en el ámbito privado.

La corrupción desperdigada en todo el territorio durante estos diez años, con modelos de acumulación y optimización empresarial, refuerza nuestro espíritu de inclusión social y nos exige desde la convicción más absoluta, un mayor trabajo territorial y de formación sindical.

Este colectivo sindical debate si nos encontramos en el medio de una disputa provincia/nación, si estamos al margen y ellos negocian para beneficios propios, o si un modelo es más/menos peligroso para los trabajadores y la “justicia social”.

Lo que está claro es que ninguno tiene como prioridad a la familia trabajadora, no resignarán ganancias para el bienestar común, continuarán achicando el “gasto” con nuestros derechos sociales y previsionales, y si el pueblo avanza y se alza, no dudarán en encabezar la reprimenda de manera conjunta y solidaria.

Por ello, la Mesa de Unidad Sindical exige:

La plena defensa y apuntalamiento de lo público en: educación inicial, básica, media y superior, salud gratuita y de calidad, servicios, obra social, cultura, deportes, previsión social, desarrollo comunitario, transporte, justicia, medios y vías de comunicación, organismos de control y sectores de la producción.

-Cese de los despidos directos o encubiertos del sector público y privado, nacional, provincial y municipal, restablecimiento de los pagos de haberes y jubilaciones en tiempo y forma, apertura de paritarias laborales y salariales, pautas salariales acorde a los costos de vida en Santa Cruz y la liberación de los fondos sindicales ilegalmente retenidos.

Publicidad de los actos, encuentros, pactos y cuentas gubernamentales; respeto por la institucionalidad e independencia de poderes con real ejercicio democrático en los ámbitos legislativos y judiciales; y participación activa de los referentes de las instituciones intermedias/religiosas en la búsqueda urgente de soluciones para el conjunto.

Decisiones económico/financieras que graven seriamente la renta financiera, el juego y las producciones extractivas; al tiempo que las tierras públicas, como patrimonio de todos, dejen de ser un negocio inmobiliario para las intendencias.

Finalmente, repudiamos los últimos hechos represivos del Gobierno Nacional y del Gobierno Provincial a través de sus fuerzas de seguridad y funcionarios, hechos que justifican los dueños de algunos medios de comunicación y cuya impunidad pretende avalar la justicia.

A diez años, reafirmamos este compromiso desde la diversidad y la pluralidad, porque lo que nos unifica es mucho más, es nuestra condición de trabajadores y nuestro anhelo de un presente y un futuro mejor para todos.-

Plenario: ADOSAC, ATE, JUDICIALES, ADIUNPA, APROSA, VIALES, APOC, SIPREN.-