Captura de pantalla 2017-05-29 a la(s) 15.44.44RÍO GALLEGOS.- En medio de las quejas de estatales que cobran sus salarios fuera de término y el banco le aplica descuentos e intereses por la mora, el concejal Evaristo Ruiz propone que la provincia renegocie el convenio de vinculación con el Banco Santa Cruz para que éste sea el Agente Financiero estatal, por considerar que el mismo es «extremadamente oneroso, comparado con los convenios que el mismo grupo empresario mantiene con otras provincias como ser Santa Fe o San Juan», fundamenta.

Ruiz recuerda que “ante las dificultades financieras que atraviesa la Provincia de Santa Cruz que la ha llevado a una mora permanente en el pago de salarios a los empleados de la Administración Pública más allá de los plazos legales, el Banco Santa Cruz ha mostrado, ante esta realidad, una nula contemplación hacia la delicada situación económica de miles de hogares de santacruceños, pese que el propio Estado es dueño del 49% de las acciones, aplicando intereses y descontando ante cualquier acreditación que se en las cuentas sueldos de los empleados”.

Agrega que ante esta circunstancia varios son los gremios que han pedido “la posibilidad de ejercer la libre opción para percibir sus haberes en otros bancos, tal cual lo permite el Banco Central y las leyes laborales” pero que no lo tolera el convenio de vinculación que firmó, en 2008 la Provincia con la entidad financiera, que contempla esa y otras ventajas para el banco y prácticamente nula para el Estado.

Publicidad

Publicidad

Relata Ruiz que dicho convenio, que fuera objetado ya en la Cámara de Diputados poco después de conocerse su firma el 12 de setiembre de 2008, no contempla el pago de canon fijo y variable por parte del banco a favor de la Provincia ni la prestación “sin cargo para el sector público de la mayoría de los servicios que presta el banco, cuando sí lo hace para con las otra provincias (Santa Fe y San Juan) dónde el Grupo Petersen, dueño del 51% de Banco Santa Cruz, convinieron  para ser también los agentes financieros de dichas jurisdicciones.

“En el caso de Santa Fe, por los mismos servicios que ofrece acá el Banco Santa Cruz, no es el Estado el que le paga al banco sino por el contrario es éste el que le abona un canon fijo anual y un canon variable mensual a la Provincia, además de la obligación para la entidad bancaria de prestar variados servicios “sin cargo” entre ellos, precisamente la bancarización de haberes a empleados públicos activos y pasivos, la acreditación y transferencias de fondos correspondientes a coparticipación federal y municipal de impuestos, el transporte físico del dinero en efectivo, etc. Cuando todo esto, en el caso de nuestra provincia el pago de aranceles está cargo del Estado de Santa Cruz”.

Y recordó que sólo en 2008, eso significó una erogación anual de la Provincia a favor del banco de 9 millones de pesos, llevando a 20 millones si se sumaban el resto de comisiones y gasto. Cuando ese mismo año, el Grupo Petersen firmó con Santa Fe el pago de un canon fijo anual a favor de la Provincia de 15 millones de pesos, para ser el Agente Financiero del estado santafesino.

Cabe indicar que el convenio vence el próximo año pero “es menester forzar una revisión adelantada para permitir firmar uno nuevo que asimile, como mínimo, la ventajas comparativas que hoy tienen las otras provincia”.

Sin objeto de esto, el titular del Concejo Deliberante remarca que de no mediar dicha renovación al menos la Provincia acceda al cumplimiento de las normativas nacionales que le permiten a los trabajadores activos, que así lo deseen, ejercer la libre opción de cobro de sus haberes mensuales, “tal como hoy lo pueden hacer los trabajadores municipales, que optan por cambiar el cobro de sus haberes al Banco Hipotecario, por las ventajas que este ofrece para los propios trabajadores”.