222(Télam) La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, aseguró hoy en Buenos Aires que hubo avances en sus negociaciones con la Nación para conseguir la ayuda financiera que necesita la provincia. Manifestó que está «muy preocupada por que la gente necesita cobrar su sueldo, necesita mantener a su familia», señaló la mandataria quien reiteró lo que ya había aseverado en reuniones anteriores con Nación: «yo tengo confianza que vamos a salir, pero necesito que por la gobernabilidad el gobierno nacional nos ayude»,  sostuvo. Alicia Kirchner aludió nuevamente a la provincia que recibió de su antecesor Daniel Peralta,  «la verdad es que en todo este tiempo la ordenamos muchisimo, pero tiene todavía serios problemas», remarcó. Kirchner hizo declaraciones tras una reunión que celebró hoy en la Casa Rosada con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ocasión en la que se discutió un fondo fiduciario para la provincia que, según la gobernadora, se liberará cuando se defina el instrumento financiero. «Hemos tenido un avance», recalcó Kirchner y especificó que «se nos apoyaría a través de un fondo fiduciario, resta confeccionar el instrumento, y a partir de ahí se daría el apoyo a la provincia». Las negociaciones continuarán mañana, a nivel de equipos técnicos. Alicia Kirchner mencionó que sigue buscando líneas de financiamiento para superar la crisis provincial y señaló en este sentido que se reunirá con el ministro de Finanzas, Luis Caputo. La gobernadora llegó cerca de las 18, acompañada por el vicegobernador, Pablo González, y la reunión se inició media hora después con el ministro Frigerio, más el viceministro de la cartera, Sebastián De Luca, el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero. «El fondo cubriría una parte pero necesitamos otras líneas más», informó la mandataria. Consultada sobre el posible traslado de la caja de jubilación provincial a la Nación definió que «la caja se quedará en la provincia». Desde el Ministerio, en tanto, explicaron que el acuerdo está «prácticamente» cerrado pero que la Nación quiere garantizar la prestación de los servicios básicos en la provincia y que Santa Cruz cierre la gestión en 2019 con «equilibrio fiscal». No obstante, los voceros de interior mencionaron que el plan presentado por la provincia, hasta ahora es «consistente». EL vicegobernador González volvió a negar que la transferencia de la Caja de Previsión sea una exigencia de Nación. «Nos hemos puesto de acuerdo sobre los números, sobre lo que tanto se habló y sobre la base de eso ya hemos armado algunas herramientas para que en breve podamos terminar de cancelar las obligaciones salariales de este mes y que el mes que viene y para adelante no andemos corriendo y tengamos el mismo problema», precisó el vicegobernador Pablo González. Sobre la armonización de la Caja de Previsión, Gonzáles reiteró que «no es voluntad del gobierno la transferencia de la caja de previsión como ha sido parte de la plataforma que la llevo a ella a la gobernación y volvemos a reiterar que el acuerdo no pasa por eso ni por otras exigencias que no sean llevar adelante una administración ordenada que es lo que estamos haciendo y una reducción del déficit que va a ir siendo paulatino en la medida que la provincia no tenga que ajustar sobre los trabajadores», sostuvo. Respecto de la eliminación de la Ley de lemas dijo, «De eso no se habló, tampoco se habló».