La ubicación del vaciadero se ubica dentro del área de restricción del aeropuerto
La ubicación del vaciadero se ubica dentro del área de restricción del aeropuerto
EL CALAFATE.- De acuerdo a la sentencia que emitió la jueza de Primera Instancia, Florencia Viñuales, el próximo 11 de septiembre el municipio debería cesar «la metodología de vertido a cielo abierto», en el predio de Laguna Seca,  e «implementar en su sustitución la de relleno sanitario en módulos o celdas debidamente diseñados e impermeabilizados en su base y taludes de acuerdo a los principios de la ingeniería ambiental». Si bien la municipalidad apeló la medida judicial, para explicar los alcances del fallo el colectivo Vecinos Autoconvocados de El Calafate brindarán una charla abierta a la comunidad y conferencia de prensa, el domingo 27 de agosto a las 19,00 hs en el hotel Kosten Aike, sito en Gdor Moyano 1243 de esta localidad. En la oportunidad expondrán abogados y vecinos amparistas impulsores de la iniciativa que tuvo resolución favorable en la justicia el pasado 11 de julio. Los amparistas Angel Serra y Claudio Bando, con el patrocinio de la dra María Cecilia Argañarás, denunciaron en abril de 2016 la existencia del basural a cielo abierto a escasos kilómetros de la ciudad «cuya operación fue iniciada de forma ilegal y arbitrario por parte de nuestro municipio y cuya apertura carece de a la fecha de estudios de impacto ambiental y permiso de la autoridad de aplicación provincial para su funcionamiento». En su resolución la doctora Viñuales dice que el funcionamiento del vaciadera no se ajusta a la ley ni a la constitución, por lo tanto es ilegal. Declara nulo el Decreto 1877/14 del Ejecutivo Municipal del 11-12-2014 que establecía en su artículo 1º la clausura definitiva del basural viejo del barrio Félix Frías y autorizaba en su artículo 2º a la Secretaría de Planeamiento y Urbanismo Municipal “a depositar los residuos urbanos” dentro de la zona de 600 hectáreas que fuera definida como “zona de sacrificio”. También declara nula la Ordenanza Municipal 1717/14 que aprobó el decreto 1877/14. Asimismo ratifica todas y cada una de las medidas cautelares dispuestas al 29 de junio de 2016 y ordena al Municipio llevarlas a cabo en el término de 20 (veinte) días corridos, entre otras, cercar el predio en su totalidad, “ya que se encuentra deficientemente cercado”, implementar un registro y control de ingreso de personas al predio, y colocar en el perímetro cartelería alusiva a la prohibición de acceso de personas sinautorización. De acuerdo al plazo ordenado por la jueza, estos trabajos debieron estar concluidos el 31 de julio de 2017. Las mismas obras debían hacerse antes del 11 de agosto último, en el actual basural de Laguna Seca. Riesgo para la actividad del aeropuerto La sentencia de la jueza de Primera Instancia también dio un plazo 30 días al municipio para que informe «sobre distancia existente desde el Aeropuerto Internacional de El Calafate hasta la denominada “zona de sacrificio” en Laguna Seca y desde aquel hasta el nuevo Centro Ambiental El Calafate (CAEC), actualmente en construcción y ubicado en dicho predio».  Sobre este punto tampoco el municipio respondió. En este punto la magistrada solicita al municipio que coordine actividades con la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) para tomar los recaudos necesarios «a fin de prevenir el peligro aviario para la aeronavegación». Sobre este punto cabe consignar que en enero de este año la ANAC ratificó que la presencia del actual vaciadero dentro del perímetro de restricción de 13 kilómetros, “viola la normativa nacional e internacional en materia de aeronavegación y constituye un serio riesgo para la seguridad de los vuelos comerciales y civiles que despegan y aterrizan en el Aeropuerto Internacional de El Calafate”.