EL CALAFATE.- La visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio dejó varias postales en Santa Cruz. Quizás la más elocuente fue la protagonizada en el campamento de la represa «Jorge Cepernic» por los obreros que esperan con urgencia el re-inicio de la obra ahora frenada por un fallo judicial. Tras hacer las fotos de rigor en el mirador sobre el río Santa Cruz en el sitio donde estará la represa «Nestor Kirchner», Frigerio y su comitiva, pese a la agenda atrasada, recorrieron unos cuantos kms río abajo hasta llegar al predio donde se emplaza lo que será la villa de la segunda represa. Frigerio bajó y caminó en medio del barrial y se detuvo a saludar a los obreros de la UOCRA que con sus cánticos ensalzaban el peronismo y a su líder Gerardo Martínez. Cada paso, lo dio escoltado por el diputado Eduardo Costa y los empresarios Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta de Electroingeniería, hubo fotos sonrisas y quedó flotando el acuerdo común para que las represas arranquen.