Costa FrigerioLA NACIÓN/Mariela Arias.- EL CALAFATE. – La justicia federal falló a favor del gobierno nacional y dio lugar al levantamiento de la segunda medida cautelar que trababa la construcción de las dos represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz , en este caso la medida fue impulsada por la ONG Banco de Bosques. La medida acerca el inicio de las obras detenidas por un fallo judicial de la Corte Suprema desde diciembre de 2015. La noticia judicial llega una semana después que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio junto al diputado nacional Eduardo Costa (UCR) recorrieran los campamentos y el sitio donde se prevé emplazar las represas. Ese día el ministro del interior fue cauteloso con la obra y recordó que aún estaba pendiente de resolver una medida judicial. Fuentes del ministerio de Energía de la Nación consultadas por LA NACION, eligieron no realizar declaraciones sobre el fallo. La jueza Macarena Marra Giménez, titular del juzgado federal contencioso administrativo Nº12 de Capital Federal dio lugar hoy al pedido del gobierno nacional de levantar la medida cautelar que aún pesaba sobre las obras fundamentando en que ya se cumplió con lo requerido por la Corte Suprema que detuvo la obra, a saber: un nuevo estudio de impacto ambiental, un informe conjunto elaborado por ambas Cámaras y la realización de una audiencia pública en el Congreso. «Esta situación dispara nuestra apelación», explicó ante LA NACION Pedro Friedrich, director ejecutivo de Banco de Bosques y consideró que de llegar la causa a la Corte «creemos que es muy difícil que puedan fallar a favor de continuar con las obras, luego de la documentación que hemos acercado a la causa». ¿El nuevo fallo destraba la obra?: aún no hay un panorama claro, si bien el fallo de hoy era el anhelado por el gobierno nacional que con ansias espera reactivar la obra impulsada por el kirchnerismo, aún queda pendiente que la jueza Marra Gimenez se pronuncie sobre el planteo de nulidad que realizó Banco de Bosques sobre el nuevo Estudio de Impacto Ambiental. Los asesores jurídicos de la fundación confirmaron que pedirán que la jueza se exprese sobre el planteo de nulidad que ellos elevaron que consta de una suerte de contra-estudio de impacto ambiental de más de 200 páginas en el que participaron expertos de todas las áreas que marcan las debilidades ambientales que tiene la obra. En función de esa expresión la ONG decidirá si apela ante la Cámara Federal de Apelaciones o si piden un per saltum ante la Corte Suprema. Entre los aspectos que cuestiona la ONG al EIA realizado por el gobierno de Mauricio Macri es que no se habrían realizado estudios de inducción sísmica, que deben analizar si la instalación de dos grandes masas de agua generarían riesgos sísmicos para la región; en tanto que cuestionan la falta de información sobre un posible tendido eléctrico para transportar la energía que generen las represas. La misma jueza el 22 de septiembre pasado había rechazado el amparo ambiental que fuera impulsado por otra ONG, la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia. La medida había logrado que en diciembre pasado la Corte Suprema diera lugar a una cautelar que suspendió las obras impulsadas durante el kirchnerismo. La administración de Mauricio Macri tomó la determinación de avalar el megaproyecto hidroeléctrico sobre el río Santa Cruz en un contexto de crisis energética, riesgos de multas y cross default para otras obras de infraestructura financiadas por China como el Belgrano Cargas. En Santa Cruz, en especial en El Calafate, hay grupos de ciudadanos que realizan marchas y actividades que se oponen a las represas dado que no solo temen por el medio ambiente, sino también por como puedan verse afectados los Glaciares sobre el cual se basa principal recurso turístico de la región. «Los cambios que se hicieron son fundamentales para cuidar el ambiente y evitar que se afecte al Lago Argentino y al Glaciar Perito Moreno. La justicia entendió que se cumplieron los puntos que se habían requerido por eso la llegada de esta medida es clave para poder comenzar las obras», remarcó Eduardo Costa.