Adrian Gustavo Barabino
Por Adrian Gustavo Barabino

Rudy Ulloa, el millonario empresario kirchnerista, dice que él no es importante. Sin embargo fue uno de los hombres más cercanos a Néstor Kirchner y por eso cada 27 de Octubre lo homenajea en el barrio donde él, casi tanto como el expresidente, es considerado un hijo pródigo. Aquel que llegó más lejos y nunca se olvidó de su origen humilde ni de los suyos .

Vecinos, militancia, banderas, y el recuerdo de quien fue su compañero y con quien varios comenzaron a militar en política, enmarcaron el acto que organizó Rudy para conmemorar el séptimo aniversario de la muerte de Néstor Kirchner.

Como desde hace seis años cuando decidió entronizar una estatua de 2,04 metros de alto, con una base de 70 centímetros fundida en bronce dedicada a su amigo, la convocatoria fue en el populoso barrio Del Carmen, cuna del proyecto político más importante que tuvo Santa Cruz en su historia y que alcanzó los máximos niveles de poder institucional en la provincia y el país.

A metros del lugar donde hasta hace poco funcionaba la unidad básica «Los Muchachos Peronistas», y hoy funciona una verdulería.

La ceremonia transcurre emotiva y protocolar, las palabras de rigor a cargo de otro histórico, el ex concejal y actual secretario de la legislatura, Pablo Noguera: ”Fue acá,  en este barrio,  donde la cosa también empezó”, recordó el dirigente y aludió el reciente revés electoral del kirchnerismo: “Por ahí podemos perder algunas elecciones circunstanciales,  pero lo que nunca vamos a perder es la alegría de hacer las cosas, eso fue lo que nos enseñó Néstor”, evocó Noguera.

Rudy no habla, solo escucha, conmovido de recuerdos aplaude las palabras de su compañero desde la primera fila rodeado de militantes. Concluye la liturgia, y la gente comienza a desconcentrarse. La vida continúa, sin Néstor.

Millonario, pero antes que todo, amigo.

Ulloa construyó su emporio de la mano del ascenso de Kirchner al poder. Supermercados, canales de TV, radios, diarios de noticias, fueron algunos de los rubros en los que incursionó. En 2008 hasta aventuró comprar la cadena Telefé, de la española Telefónica, pero no tuvo éxito.

Como Báez con la obra pública, Rudy fue  el mayor beneficiario de la pauta oficial,  canalizada a través de FM Del Carmen y El Periódico, que nacieron en el Centro Comunitario donde el amigo de Néstor estableció su búnker político y ensayó sus primeros pasos de empresario de medios, y a través de las productoras Sky producciones,  y Cielo S.A. responsables de los contenidos informativos que se emiten por las señales canal 10 y canal 2 de Supercanal.

La muerte de Néstor lo afectó más que a ningún otro fuera del círculo familiar. Aquel fatídico 27 de octubre de 2010 Ulloa había perdido para siempre no solo a un amigo querido y admirado, sino también al hombre que lo sacó de la pobreza y le enseñó a triunfar en la vida, y en los negocios.

En su honor fundó el Ateneo NK, que comenzó como un café literario y hoy es un ámbito de culto para  kirchneristas nostálgicos suelen recordar a su máxima figura a través de  abundante iconografía en ambientes temáticos.

Con la caída del kirchnerismo del poder nacional, y la consecuente  interrupción del flujo de pauta oficial en 2016 Rudy se vio obligado a cerrar su diario, El Periódico Austral.  Este año el café literario, amplió su oferta gastronómica a ofrecer también parrilla a sus comensales.

La relación de Ulloa con la esposa de su amigo, nunca fue la mejor. Inmigrante chileno, pobre, y escaso de escuela y formación, Cristina Fernández le dispensaba el peor de los destratos. Al punto que la expresidenta evitó asistir al homenaje donde se inauguró la estatua de Néstor Kirchner, a pesar de estar ese 27 de Octubre del 2011 en la ciudad.

A diferencia de Jaime, López,  De Vido, y hasta del mismo Báez, Rudy siempre tributó su devoción militante fundando unidades básicas, y activando cada elección reclutando votos y garantizando movilizaciones.

Por eso no es extraño que al homenaje del viernes no asistieran los funcionarios planta permanente que ocuparon cargos en la provincia y luego doce años en nación, ni la mayoría de los actuales funcionarios de Alicia.

Ni siquiera estuvo el ex candidato a vicepresidente Carlos Zaninni, quien supo presidir la agrupación Los Muchachos Peronistas, de donde fue expulsado porque «priorizó sus intereses personales antes que los de la agrupación».

Rudy sigue viviendo en la ciudad,  y aunque sigiloso, suele mostrarse en lugares públicos sin temor a escraches o repudios como suelen padecer los ex funcionarios que acompañaron a Cristina hasta diciembre de 2015.

Ulloa reside en una casa lujosa en la avenida Néstor Kirchner. Algunos lo compararon con Lázaro Baez acusándolo de «testaferro» de Kirchner, aunque sobre él no pese ninguna denuncia en este sentido.

Al menos por ahora, el más fiel amigo de Néstor se mantiene lejos de los tribunales y del penal de Ezeiza.