gaby 3RÍO GALLEGOS.- Nuevamente retoma la agenda pública la posibilidad de armonizar el sistema de jubilaciones provincial con las pautas que rigen el sistema nacional, que entre otras establece la edad mínima jubilatoria en 65 y 60 años para hombres y mujeres respectivamente. Un proyecto de la diputada Gabriela Mestelán busca declarar intransferible el sistema provincial, pero el FPV se niega a tratarlo. Hace cinco meses que la iniciativa espera en comisiones. Los últimos anuncios del presidente Mauricio Macri que apuntan a reducir los déficit públicos van en el mismo sentido, aunque en el caso de los regímenes previsionales provinciales son sus gobiernos los dueños de la decisión final de armonizar sus sistemas. «No es verdad que nación quiera quedarse con la Caja», aseguran funcionarios nacionales, y si esa fuera la intención no tendría forma de hacerlo sin el consentimiento o la complicidad de la administración de Alicia Kirchner. Para introducir cualquier modificación al régimen previsional se requiere de la aprobación de la legislatura con los votos de los dos tercios de los diputados, y esa mayoría especial el único que puede garantizarla hoy es el oficialismo. Quien además es el responsable único e inapelable de haber desfinanciado el sistema previsional drenándole recursos a discreción. Por otra parte, desde mayo que el FPV se niega a tratar un proyecto de la diputada Mestelán que propone declarar intransferible la Caja de Previsión, para terminar con la incertidumbre que agobia el universo de 80 mil estatales regidos por el sistema provincial.  «Tenemos que generar un blindaje para la Caja de Previsión», sostiene la legisladora, «pero es el kirchnerismo el que se niega a hacerlo», agrega. Mestelán señala que  «la cuestión de fondo es la situación económica y es eso lo que tenemos que discutir: los números reales de nuestra economía. En Santa Cruz se debe discutir además la restitución de la carrera administrativa de los trabajadores estatales, la precarización laboral generada por el kirchnerismo a lo largo de todos estos años, así como el pago en negro de sus salarios”, consideró la diputada. En cuanto a la posibilidad de armonizar el sistema la legisladora insiste en que “toda reforma que se pretenda realizar al sistema previsional deberá contar con la aprobación de los dos tercios de la totalidad de los diputados», y que cualquier modificación que se pretenda realizar, «deberá hacerse en un marco de un amplísimo consenso político y social”, indica la legisladora de Encuentro Ciudadano. Los antecedentes reformistas del kirchnerismo Mestelán recuerda que fue el propio oficialismo provincial, que «de manera irresponsable» realizó una armonización encubierta con la reforma jubilatoria propuesta por el gobernador Peralta en diciembre de 2010, «que se votó con mayoría simple y que rechazamos desde nuestra banca», señaló. También el 29 de diciembre de 2011, el Frente para la Victoria y La Cámpora impulsaron un nuevo intento de modificar las condiciones de jubilación,  «cuando recién iniciaba el segundo mandato del entonces gobernador. Todos recordamos el escándalo de esa sesión”, recordó la diputada. “No debemos olvidar que es el kirchnerismo quien tenía la decisión de armonizar, aunque ahora se erige en defensor de la Caja de Previsión. Y es este oficialismo que gobierna hace casi tres décadas quien generó el desfinanciamiento de nuestro sistema jubilatorio”, finalizó Mestelán.