RIO GALLEGOS.- Javier Stoessel, vocal del Tribunal de Cuentas por la minoría política convocó a la  tercera reunión ciudadana informativa al cumplirse un año de  su asunción en el organismo de control provincial y destacó la importancia de la entidad en su rol de contralor de las Cuentas Públicas. La reunión informativa será jueves 23 de noviembre, a las 18 horas, en el aula A1 de la sede de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral – Unidad Académica Río Gallegos. La propuesta refuerza el ejercicio y puesta en práctica de los principios republicanos de difusión y publicidad de los actos de gobierno, con lo cual el abogado consideró que es un modo de establecer un medio de conexión y vinculación entre quienes ejercen una función pública, y quienes debieran percibir algún resultado de la tarea que se les asigna a los funcionarios públicos. En este marco Stoessel mencionó la importancia de su labor en el organismo de control “que debe cumplir primariamente una función técnica y en esto, tal vez se pierde la real dimensión fáctica de lo que se hace”,  y agregó “no miramos números descontextualizados de una realidad, miramos en qué se gasta el dinero público y cómo se gasta, dentro de nuestra realidad provincial. La tarea que se realiza no sólo debe servir para observar el gasto conforme lo previsto por la ley, sino que tiene que ser un insumo para los ciudadanos, gremios, partidos políticos, funcionarios en el Gobierno y aspirantes a cumplir una función pública”. “Es un insumo -continuó- para poder actuar valorativamente sobre esta realidad, para criticarla, para realizar propuestas, para mejorarla, y para denunciar los desvíos”. El vocal consideró que la mirada que se tuvo sobre este organismo en los últimos años ha hecho que se invisibilice su importancia y proyección para el ejercicio ciudadano. “Hasta el año pasado, el Tribunal de Cuentas se presentó como un ente ajeno y distante a los problemas de nuestra Provincia; sin que se llegue a comprender cuál es el lugar que la Constitución le asigna y cuál es el rol institucional que el organismo está destinado a cumplir” y completó «la idea es valorizar su trascendencia e informar qué pueden esperar los ciudadanos y qué se puede hacer desde la ciudadanía, desde los gremios, desde los partidos políticos y desde las organizaciones civiles, para aportar y exigirle su funcionamiento cumpliendo el rol constitucional de contralor”.