CALETA OLIVIA.- Mineros de Río Turbio, acompañados de otros trabajadores estatales despedidos, instaron hoy a participar este miércoles de una jornada nacional de protesta convocada por ATE, que incluye un paro de actividades de 24 horas en todo el país contra «el ajuste y la precarización laboral que impulsa del Gobierno». La jornada  se inició con una conferencia de prensa conjunta frente al Congreso de la Nación en la que ratificaron la huelga nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado para este miércoles e instalaron una carpa. Dirigentes de ATE, la CTA Autónoma y los despedidos del INTI, YCRT, Posadas y Fanazul encabezarán las actividades de la carpa frente al Congreso, contra «el ajuste, los despidos, los tarifazos y la criminalización de la protesta social». Esta noche, los mineros de Río Turbio realizarán una marcha de antorchas. Frente al Congreso, una delegación de mineros de Río Turbio instaló este mediodía una carpa de protesta con el propósito de denunciar el despido de unos 500 trabajadores a raíz del «inminente cierre» del yacimiento situado en la provincia de Santa Cruz. Poco después, cerca de las 14 un minero que participaba de la actividad fue atropellado por un colectivo en avenida Rivadavia a metros de Entre Ríos y poco después una ambulancia del SAME lo trasladó consciente al Hospital Ramos Mejía, informó a Télam una fuente de ATE. El conductor del interno 4287 de la línea 6 permanecía demorado, igual que el colectivo, que seguía estacionado cerca del lugar donde fue atropellado el manifestante. En tanto, también despedidos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) instalaron en el lugar una carpa de protesta, desde la cual se proponen difundir a lo largo de esta semana los trabajos y actividades que realizan en el organismo. «El presidente (del INTI Javier) Ibáñez, los ministros (Francisco) Cabrera y (Jorge) Triaca, y el jefe de gabinete (Marcos) Peña deben responder acerca del desguace y la privatización del INTI y de los 258 despidos», denunciaron durante la rueda de prensa. Pasarán por las carpas, además, los científicos del Conicet para dar cuenta del «ajuste aplicado en el organismo de ciencia desde la llegada del gobierno de Cambiemos con el recorte del ingreso de becarios, y los trabajadores del Hospital Posadas, que continúan luchando por la reincorporación de los 122 despedidos». El jueves estarán los trabajadores de Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul (Fanazul), la empresa de Fabricaciones Militares que cerró y dejó a 200 familias en la calle. En el marco de la misma protesta, el miércoles habrá una feria de los trabajadores de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). «Venimos a Buenos Aires para que el Gobierno nacional entienda que este cierre inminente es un problema muy grave que condena a las comunidades al olvido y nos deja sin trabajo,» explicó hoy a Télam el secretario adjunto de ATE-Río Turbio, Cristian Gordillo. La carpa permanecerá hasta el próximo viernes frente al Parlamento, desde donde se difundirá la situación de los obreros y la continuidad de la empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales Río Turbio. «Venimos de muy lejos para que acá la gente vaya a la carpa y pueda conocer en forma directa nuestra problemática y la real situación» de la empresa, explicó el dirigente sindical. Gordillo reclamó en este contexto que «se ponga en marcha la superusina para generar energía destinada a cuatro provincias argentinas». «Venimos a Buenos Aires porque queremos coordinar acciones y medidas donde podamos reflejar lo que pasa desde Ledesma hasta Río Turbio, pasando por el hospital Posadas y otros sectores que están luchando, hasta lograr que las centrales obreras se muevan», advirtió.