RÍO GALLEGOS.- El Tribunal de Cuentas denunciará penalmente al intendente de Las Heras, José Carambia, por impedir la auditoría del organismo de control de las cuentas municipales. Además pedirán al juez que allane el municipio, en tanto que  ayer inspectores de tránsito secuestraron el vehículo oficial del Tribunal de Cuentas por supuesta «falta de autorización» para movilizarse. Ante la imposibilidad de realizar una auditoría al municipio por encontrarse cerrado por asueto administrativo decretado por el intendente pese a que le comunicaran con anterioridad de la realización de las inspecciones, el Tribunal de Cuentas resolvió instruir a la asesoría legal  del organismo para que formalice una denuncia penal contra el jefe comunal y tres de sus funcionarios. También resolvieron pedirle al juez que allane el municipio a los fines de recabar la documentación requerida. El cuerpo emitió la resolución 2686/18 en acuerdo extraordinario de fecha 15 de mayo, firmado por el presidente del Tribunal de Cuentas, Dr Carlos Ramos, y los vocales, María Matilde Morales, Romina Gaitán, y Javier Sotoessel. Los antecedentes  El lunes 23 de abril cuando los agentes del Tribunal de Cuentas se hicieron presentes en el municipio para llevar adelante una auditoría que había sido notificada a las autoridades municipales, el 12 de abril, el intendente Carambia decretó asueto administrativo por una falla en el sistema informático. Al día siguiente, cuando regresaron los auditores y pidieron a los funcionarios de hacienda municipal que concurran a la comuna ya que la falla del sistema no impedía la tarea que iban a realizar, tanto la secretaria de Hacienda, Natalia Crncovic, como el contador Hugo Franco, argumentaron que por hallarse de asueto, el personal municipal no trabajaba, y que ellos seguían órdenes del Ejecutivo municipal. El intendente había firmado un nuevo decreto el miércoles 24 de abril, determinando dos días más de asueto administrativos, los días 25 y 26 de abril. Tras lo cual los inspectores labraron las actas correspondientes, e informaron al TC, sobre la imposibilidad de concretar la inspección. Atento a que con su conducta los funcionarios municipales vulneraron el artículo 20 de la ley 500 que establece que “todos los funcionarios y magistrados están obligados a suministrar al Tribunal dentro de los plazos que él señale, los informes, antecedentes, documentos originales o copias autenticadas, y comprobantes que solicitare”, el organismo decidió sancionar a las autoridades municipales por obstaculizar la auditoría. De este modo aplicó al Intendente, José Carambia, la secretaria de Hacienda, dra Natali Crvcovic, y al contador Hugo Franco, una multa de 15 mil pesos, y ordenó la realización de una nueva auditoría en el municipio de Las Heras, para el corriente mes de mayo. Secuestro del vehículo oficial del Tribunal de Cuentas Según pudo conocer Winfo Santa Cruz, el municipio de Las Heras no rinde cuentas al Tribunal desde que que asumió Carambia. Un nuevo intento de auditar las cuentas del municipio, fracasó a raíz de que el vehículo en el que se trasladaban los auditores del TC fue secuestrado el lunes 15 por inspectores de tránsito, por presunta «falta de autorización» del chofer Héctor Gómez. El procedimiento se produjo a unos 100 metros del palacio municipal, «dicha maniobra impone la necesidad de analizar un presunto abuso de autoridad», por parte de las autoridades del municipio, dice la Resolución del TC que ordenó la denuncia penal contra el intendente y sus funcionarios. Destacan que el chofer del auto oficial estaba autorizado por el presidente, dr Carlos Ramos, «certificando tal circunstancia la señora  Secretaria General del Tribunal de Cuenta», por lo que concluye que, «se aprecia que, las autoridades municipales obstaculizan nuevamente la fiscalización», acción que podría interpretarse como «deliberada a fines de obstruir la tarea» de los auditores afirma el instrumento legal. Inédita reacción Sobre la circunstancia inédita que las autoridades de un municipio impidan una auditoría del Tribunal de Cuentas, el vocal, dr Javier Stoessel, recordó la tarea de control que se llevó adelante hasta el momento.  «Durante el año 2.017 se realizaron inspecciones en las localidades de Puerto Santa Cruz, Gobernador Gregores, Piedra Buena, 28 de Noviembre y Caleta Olivia», Consideró que «el Municipio de Las Heras, en una actitud carente de antecedentes históricos e institucionales, pretende sustraerse de la competencia del Tribunal de Cuentas, desconociendo las funciones que le son propias; impidiendo ya en dos oportunidades a la delegación del Tribunal de Cuentas cumplir su función», remarcó. El vocal por la minoría, evaluó que la gravedad de los hechos, «hacen necesario llamar la atención sobre los mismos; entendiendo que el compromiso con las garantías de transparencia en la administración de los fondos públicos es un asunto de todos; siendo inadmisible la pretensión de colocarse por fuera de los mecanismos externos de control establecidos por la Constitución y la Ley; a lo que se suma la injustificada situación de la que fueron víctimas los trabajadores del Tribunal, quienes en dos oportunidades se trasladaron hasta la localidad de Las Heras y se vieron imposibilitados de realizar su tarea, sumándose en el último caso la retención irregular del vehículo en que se trasladaban -el que luego fue restituido sin mayor exigencia que al momento de ser retirado-; ello sin ahondar en el dispendio de recursos humanos y económicos que la situación implicó».