EL CALAFATE.- En un intento por paliar los efectos del aumento de más del 60 % en las tarifas Servicios Públicos, y del incremento en las facturas de gas determinadas a nivel nacional y aplicadas por Distrigas, los concejales aprobaron un pedido a la provincia para que suspenda los cortes a los usuarios que no puedan pagar los consumos. La decisión de los concejales calafatenses dejan a la vista el tarifazo que aplicaron las autoridades de SPSE en toda la provincia, que encabezados por el presidente Lucio Tamburo, decidieron eludir una resolución judicial que suspende los aumentos, aplicando un nuevo cálculo para incrementar hasta en un 600% la facturación mensual. El HCD de El Calafate aprobó en la sesión del jueves pasado, un pedido a Servicios Públicos y a Distrigas, para que suspendan los cortes de servicios por mora, argumentando que los incrementos en las tarifas, «generaron un impacto negativo en la economía de los vecinos de la localidad, como también de la actividad turística, que es el principal polo de desarrollo económico de El Calafate».  Evaluaron que en este marco los cortes de servicios «serían un retroceso para la comunidad”, y piden que se diseñen planes de pago para facilitar la cancelación de los servicios. Fallos judiciales amigos y de los otros   La actitud de los funcionarios provinciales ante sendos fallos judiciales que frenan los tarifazos depende de si se trata de la justicia provincial o federal. La misma conducta siguen los dirigentes del oficialismo en Santa Cruz que pondera lo resuelto por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que ordena retrotraer el aumento en las facturas de gas, pero guardan silencio cómplice respecto de la orden de un juez provincial contra el tarifazo de SPSE. En abril de 2017 un fallo del juez de Familia, Antonio Andrade, ordenó a SPSE dejar sin efecto los aumentos arbitrarios e inconsultos de las tarifas. Las autoridades de SPSE encabezadas por el presidente, Lucio Tamburo, decidieron eludir la resolución judicial, aplicando un nuevo cálculo para incrementar hasta en un 600 por ciento la facturación mensual. ¿Cómo logró SPSE aumentar las tarifas eludiendo la orden judicial? Incrementando en un 55% el valor del KW que pasó de 0,40 a 0,65 para los usuarios de menor consumo, (hasta 100 KW) y a partir de allí estableció una nueva escala progresiva que eleva el costo de la energía por tramos de 100 KW hasta alcanzar los $2,10 el KW para quienes consuman más de 800 KW mensuales. El agua milagrosa Una vez que aumentó las tarifas de energía, Tamburo fue por el agua y las cloacas, produciendo casi un milagro. Determinó, también arbitrariamente, que el costo del agua iba a ser equivalente «al 50% del consumo de energía», y lo mismo se pagaría en adelante por el servicio de cloacas. Conclusión, aunque el usuario no consuma una gota de agua durante un mes, abonará por el servicio la mitad del costo de la energía que sí utilizó. Es decir, por cada lámpara que se enciende, o artefacto eléctrico que enchufe para calentar el agua del mate, o el uso del microondas o el lavarropas, el usuario deberá abonar a SPSE un supuesto gasto ¿Por qué SPSE echó mano a esta fórmula irracional y arbitraria para cobrar el uso del agua?, porque es la forma más fácil y directa para que el usuario pague por el uso del agua, incluso por aquella que no consumió, que colocar medidores en los domicilios como indicaría una política de estado, y como sucede en cientos de ciudades de la Argentina. Sin dudas que la colocación de medidores medidores en los domicilios requieren de una inversión en insumos y mano de obra que SPSE no está dispuesta a realizar.