En El Chaltén, el revuelo sigue, mientras buena parte de la comunidad considera que el FPV quiso hacer un golpe institucional y evitar que el concejal Gerardo Mirvois de Encuentro Vecinal, presidente del Concejo Deliberante continúe frente a la intendencia vacante tras la muerte de Raúl Andrade, desde el FPV lo acusan de usurpar el cargo sin esperar el nombramiento de la justicia electoral y aseguran que solo pretendieron una transición ordenada hasta el próximo llamado a elecciones. Luego que ayer no se concretara por falta de quorum la sesión extraordinaria convocada por tres concejales de la localidad que tenía en el temario designar nuevas autoridades del Concejo Deliberante, el FPV denunció a través de un comunicado que el concejal Mirvois había «usurpado el cargo de intendente». La sesión convocada para ayer a las 18 horas no se concretó, dado que solo asistieron los concejales , Ricardo Compañy y Milagro Canchi, del FPV en tanto que no asistió el concejal Andrés Zella, quien fue electo por Unión para Vivir Mejor pero quien en los últimos tiempos se mostró cercano al kirchnerismo. Tras esperar el tiempo reglamentario y ante la presencia de gran cantidad de vecinos que se acercaron, los concejales no pudieron concretar la sesión. Ante los vecinos, el concejal Company afirmó que «sin ningún tipo de información oficial o instrumento competente en la materia, se iniciaron las diversas actuaciones para que este proceso que debería ser tranquilo y en paz y con el acuerdo de todos los concejales, estemos aquí preguntándonos que fue lo que sucedió» y aseguró que se debería haber realizado «una sesión extraordinaria para realizar este proceso con tranquilidad y entendemos que la presidencia del HCD tenía estar a cargo del Ejecutivo pero manteniendo el cargo para el cual fue elegido por los concejales por mayoría». Que dice la ley orgánica de municipios Mirvois, quien al momento de fallecer el intendente Andrade, era el presidente del Concejo Deliberante, asumió como tal, en cumplimiento de la ley orgánica de municipios que en su artículo 34 enuncia:
«En los casos de vacancia, ausencia u otro impedimento del Jefe del Departamento Ejecutivo, ejercerá sus funciones el Presidente del Concejo Deliberante. En los casos de vacancia del Intendente y faltando menos de dos años para terminar su período éste será completado por su reemplazante; en caso contrario se convocará al pueblo a elecciones extraordinarias.-«
El mismo artículo detalla que cuando el Presidente del Concejo deba completar el mandato del Intendente, se incorporará al cuerpo el suplente que corresponda en el orden de lista para integrarlo. Sin embargo, la sesión extraordinaria de ayer que no se concretó se pedía tratar la  revocatoria del mandato de las actuales autoridades, y la elección de las nuevas autoridades del Concejo y de ese modo cambiar a quien debería suceder a Andrade. Razón que llevó a la oposición a denunciar que el kirchnerismo pretendía  imponer a un nuevo intendente que provenga de las filas del FPV, y de ese modo dar una suerte de “golpe institucional”, en el flamante municipio de El Chlatén. Raúl Andrade había sido electo en octubre de 2015, aunque no había sido el candidato más votado ya que obtuvo147 votos y se ubicó detrás de Ricardo Sánchez (Encuentro Vecinal), con 307 y de Javier Maceira (UPVM), que obtuvo 157.

EL Chaltén: vecinos en las afueras del Concejo Deliberante

Lo que dice hoy el FPV

En un comunicado dado a conocer hoy por el FPV de El Chaltén, se acusó a la oposición de promover la «circulación de mentiras por todos los medios locales que denuncian a nuestros concejales en un intento de hacerles creer a los vecinos y vecinas de El Chaltén que las intenciones del pedido de una Asamblea Extraordinaria respondían al intento de avasallamiento al orden democrático y sus instituciones». Y aclaran que desde su espacio «no queremos ni pretendemos ese manejo y control de medios porque sabemos que solo sirve para dañar, perjudicar y ensuciar cada vez más la política y las relaciones humanas en nuestra comunidad». Y aseguran que con la sesión extraordinaria que fracasó ellos querían exigir «en este momento de congoja y desazón que vivenciamos en nuestra localidad a raíz del fallecimiento de nuestro primer intendente, Don Raúl Andrade, una transición de la manera más ordenada y natural posible, hasta el próximo llamado a elecciones, del destino de nuestro Municipio». También afirman que no ponen en tela de juicio lo dispuesto por la ley 55 pero si piden que sea el Tribunal Electoral Permanente del Tribunal Superior de Justicia de Santa Cruz quien declare a Mirvois como intendente y como  consecuencia de ello, continuar con los respectivos nombramientos en el HCD «a fin de que ambos poderes pudieran seguir trabajando en orden y con seguridad y no quedar a la deriva como hoy en día sucede con nuestro HCDCH»