*Por Javier Martinicorena y Eduardo James Pasó septiembre y con este mes los “festejos” del día del Maestro, Profesor, Preceptor, Bibliotecario y otras efemérides que hacen recordar y homenajear a próceres de nuestra historia argentina como José Manuel Estrada y en mayor medida a Domingo Faustino Sarmiento. Durante este mes y desde hace algunos años el Ministerio de Educación de la Nación reconoce la labor de los Docentes de cada provincia entregando el premio al Maestro Ilustre. Los maestros galardonados son seleccionados por sus Ministerios u Consejos Provinciales de Educación por sus aportes a la educación, teniendo en cuenta algunos criterios: reconocida trayectoria, destacado desempeño entre alumnos, reconocimiento de la comunidad educativa, reconocimiento académico, participación en espacios de formación y compromiso con su escuela expresado en propuestas innovadoras para los estudiantes. En ese sentido los docentes “fueron distinguidos en sus jurisdicciones por trabajos y proyectos, por mejorar los resultados de los alumnos en las pruebas Aprender 2017 de su región, por revertir el índice de ausentismo en las aulas, por llevar adelante metodologías innovadoras, por la incorporación de la tecnología, por acciones solidarias, charlas informativas sobre higiene, sexualidad y prevención de enfermedades, entre otras razones”. En nuestra provincia el premio Maestro Ilustre siempre fue controversial, en relación a la metodología de selección de candidatos, el desconocimiento de los criterios empleados y la poca transparencia del proceso, lo que denota cuestionamientos entre el colectivo docente en general; y agravado en que en muchos casos los elegidos eran afines a las políticas de gobierno. Tengamos en cuenta que no es tarea sencilla, aun con los mejores cánones y principios objetivos elegir a un Docente que represente los valores que exige la tarea educativa. Este año tomamos conocimiento por los medios periodísticos nacionales primero y locales después (https://www.tiemposur.com.ar/nota/156908-docente-de-santa-cruz-recibio-el-premio-maestra-ilustre-2018%C2%A0) que el Consejo Provincial de Educación propuso y eligió a una docente de El Calafate para tal distinción. La profesora Lila Carrizo, actual Directora de la Escuela 9 de la Villa Turística salió favorecida de la elección por parte del Consejo de Educación “por su compromiso profesional con la política educativa provincial que se manifiesta cotidianamente desde su rol de directivo, contribuyendo al fortalecimiento de la calidad educativa que brinda dicha institución” (Diario Tiempo Sur). Entendemos/estimamos/creemos/deducimos/interpretamos/inferimos que el Consejo Provincial de Educación antes de proponer a la docente Carrizo habrá indagado/investigado/examinado los antecedentes de la misma así como la valoración de toda la comunidad educativa de El Calafate para su distinguida nominación. Vale narrarles que en diciembre de 2008 el entonces presidente del Consejo Provincial de Educación, profesor Roberto Borselli, emitía la Resolución N° 3083/08 por la cual Instruía Sumario Administrativo al equipo directivo de la Escuela N° 9 de El Calafate; ampliándose el objeto del sumario a través de la Resolución N° 1111/09 y separando preventivamente a los Directivos, incluida la profesora Lila Blanca Carrizo que en ese momento se desempeñaba como una de las Vice-directoras de la Institución, situación que continuo durante casi un año hasta que la Resolución N° 3009/09 del mismo Borselli levanta la medida preventiva de separación del cargo a la docente Carrizo y la reintegra a sus funciones, continuando el sumario administrativo. Los motivos del sumario (expresados en la Resolución N° 3083/08) surgieron de informes realizados por las Supervisoras de la Institución quienes habían detectado irregularidades en la Escuela N° 9 donde “funcionaría un quiosco organizado y atendido por el personal de la escuela, que se comercializaron flautas y ropa y se cobraron cuotas en concepto de reinscripciones, todo ello sin intervención alguna por parte de una asociación (cooperadora) debidamente conformada, de acuerdo a la normativa vigente establecida por Decreto N° 813/78”. De la ampliatoria (Resolución N° 1111/09) se detectaron la presunta comisión de nuevas faltas consistentes en graves inconductas profesionales e irregularidades que involucrarían a los directivos de la Institución incluida la profesora Carrizo, a saber: faltas de respeto, malos tratos, insultos, agresión y despotismo de los directivos hacia los docentes incluso frente a padres y alumnos; desvalorización y desautorización del docente frente a los colegas, padres y alumnos; falta de observación de carpetas didácticas de los docentes; perdida de documentación de la Institución tales como libros de acta de supervisión, libro de actas del personal, etc.; continuos cambios de horarios a las clases de los docentes; abuso de autoridad con un alumno y adulteración de documentación (información extraída de los considerandos de las resoluciones). El sumario se extendió hasta el 6 de octubre de 2011 cuando la vicepresidente del Consejo profesora Marisa Oliva firmó la Resolución 2137/11 atribuyendo responsabilidad al equipo directivo y aplicando a la profesora Carrizo una Suspensión por sesenta (60) días y la valoración negativa correspondiente en su puntaje docente. Lo anecdótico si se puede tomar así, fue el hecho que el día que se firmó la resolución sancionando a la profesora Carrizo el despacho de presidencia quedó a cargo de la vicepresidente profesora Oliva (ya que el profesor Borselli repentinamente se tomó carpeta médica por ese día), quien en tiempo record pudo “leer” y “analizar” los dos cuerpos del expediente y sin tener en cuenta el Dictamen de Junta de Disciplina, firmar la resolución mencionada, dejando de lado las faltas comprobadas por manejos de fondos sin la debida conformación de la cooperadora escolar. Pero lo más sorprendente estaba por venir. A los pocos días de dictada la Resolución 2137, la profesora Carrizo presentó un Recurso Jerárquico contra la citada Resolución que fue resuelto previo dictamen de la Secretaria Legal y Técnica de la Gobernación a través del Decreto N° 2728 de fecha 21 de noviembre de 2011 firmado por el entonces Gobernador Daniel Peralta, dándole a favor a la recursante. En resumen, la Secretaria Legal y Técnica opinó que el instrumento legal (Resolución N° 2137/11) por el cual el Consejo Provincial de Educación sancionó a la docente Carrizo y al resto del equipo directivo debía ser revocado, decretando la nulidad absoluta e insanable del sumario administrativo; por lo que todo el proceso llevado a cabo desde el 2008 quedaba sin efecto. Los expedientes del sumario administrativo volvieron el Consejo Provincial de Educación, donde la Dirección Provincial de Asuntos Jurídicos a través de un Dictamen recomendó al entonces nuevo presidente del organismo Ing. Aníbal Billoni girar los actuados a la Dirección de Sumarios para que evalúe si correspondía instruir un nuevo sumario administrativo; teniendo en cuenta que las presuntas faltas detectadas en el proceso sumarial no fueron desestimadas, sino que la nulidad se dio por un error técnico cometido en los inicios de la instrucción. A pesar de los pedidos realizados ante el Ing. Billoni por parte de las Vocalías Docentes y de la denuncia realizada ante Fiscalía de Estado, nunca se reinició el sumario administrativo (que hubiese correspondido) y las presuntas faltas e irregularidades detectadas quedaron impunes. Sin dudas que existió una actitud de encubrimiento por parte de los funcionarios del Consejo de ese entonces y una notoria parcialidad manifiesta para que el sumario quede en el olvido. Desconocemos la trayectoria que tuvo la docente Carrizo a partir del 2012, pero entendemos que los antecedentes aquí relatados deberían haber sopesado en el momento de elección del premio. Los hechos demuestran claramente que el reconocimiento a los docentes depende más de su pertenencia partidaria que de una trayectoria profesional reconocida en pos de generar y potenciar a una comunidad educativa; y que la impunidad está garantizada por los vínculos jerárquicos que tengan los imputados en un sumario para que nada pase. Está visto que no solo el tiempo borra todo. *Javier Martinicorena: Profesor en Educación Física. Fue Docente en los Niveles Inicial, Primario y Secundario en el Sistema Educativo Público y Privado SantaCruceño. Vocal electo de Escuelas privadas en el C.P.E. 2008/2012. Docente Jubilado del sistema educativo provincial. Mail: jcorena62@gmail.com *Eduardo James: Profesor y Licenciado en Educación Física. Post-Grados en Flacso. Fue Vice-rector, Rector y Supervisor en la Escuela Secundaria. Vocal electo de Escuelas públicas en el C.P.E 2008/2012. Docente Jubilado del sistema educativo provincial. Mail: jamesconj@hotmail.com