RÍO GALLEGOS.– Los diputados del Frente para la Victoria aprobaron hoy por mayoría la segunda prórroga por diez años del convenio de vinculación entre el poder Ejecutivo Provincial y el Banco Santa Cruz, de modo que la entidad bancaria continuará oficiando como agente financiero de la Provincia. A veinte años de su privatización el grupo Eskenazi continuará operando las cuentas sueldos de estatales por otros diez años y sin ningún beneficio para la cartera de 70 mil clientes, la más importante en la plaza financiera local. En otras provincias y por convenios similares, el banco abona un canon al Estado. El acuerdo, que no impuso ningún costo para el banco, ya fue firmado por Alicia Kirchner el 12 de septiembre a través del Decreto 0821 y aprobado hoy por la mayoría oficialista de la legislatura y fue acompañado por los diputados radicales Santiago Gómez y Gerardo Terraz. El despacho por minoría del diputado radical Alberto Lozano planteó el rechazo al convenio y fue votado por la diputada de Encuentro Ciudadano, Gabriela Mestelan y los diputados radicales Daniel Gardonio, Pedro Valenzuela y José Blasioto. «Yo quiero señalar que hasta el año 2015 en ningún presupuesto figuraron cuales fueron las utilidades del banco Santa Cruz al erario público, recién ese año aparecieron» detalló la diputada Gabriela Mestelán y agregó «el banco tiene una cartera cautiva de clientes y ahora tenemos una resolución del BNA que establece que cada trabajador puede elegir en que banco cobrar y eso no se ha tenido en cuenta». Y en sus fundamentos agregó «este convenio así como esta planteado, no nos beneficia, porque si bien cumple con la manda constitucional, de ser el agente financiero y tener la cuenta sueldo en el banco de todos los trabajadores, no ha generado créditos blandos, beneficios para las Pymes, es decir generar el fomento para la provincia y para todos los que la habitamos», enumeró entre otros puntos. El convenio de vinculación entre el Estado Provincial y el Banco Santa Cruz fue firmado en octubre de 1998 luego de la privatización de la entidad durante el gobierno de Néstor Kirchner, a favor del grupo Eskenazi. Allí se establecieron las condiciones sobre las que operaría el Banco, con qué recursos contará, los servicios que la entidad prestará a la Provincia, y los costos financieros que ésta deberá abonar por cada operatoria. Aquel contrato fue por diez años, se renovó en 2008 y ahora la gobernadora Alicia Kirchner ya firmó una nueva prórroga bajo las mismas condiciones originales, donde los beneficios son para el accionista privado, y el capital, la cartera de clientes, y las “retribuciones” las pone la Provincia. Cabe consignar que en otras provincias por convenios similares, el banco abona al Estado un canon por operar una cartera de clientes cautivos. ¿Qué servicios presta el Banco al estado provincial? El acuerdo entre la Provincia y el Banco Santa Cruz S.A otorga exclusividad a la entidad en cuanto a la prestación de servicios como Caja Obligada y a su rol de Agente Financiero de la Provincia. A cambio el banco operará la bancarización de 70 mil sueldos de estatales, “todos aquellos dependientes del Poder Ejecutivo, Judicial, Legislativo, organismos descentralizados, autárquicos y sus dependencias”.  También incluye a los municipales. Se compromete a la apertura de Cuentas Sueldo para el pago de haberes y jubilaciones; el cobro de impuestos provinciales, la percepción de fondos por coparticipación Federal y fondos para Educación, y del impuesto a los combustibles, entre otros. ¿Qué recibe a cambio el estado que preservó para sí el 49% de las acciones?, nada. Por el contrario, es la provincia la que abona a la entidad una “retribución” por los servicios prestados: el 0,25% por apertura y mantenimiento de cuenta Sueldo,  y por pago de haberes. Cabe recordar que según la gobernadora Alicia Kirchner, “En sueldos se abonan mensualmente 2 mil millones de pesos”,  aunque las fuentes consultadas aún no pueden determinar sobre qué montos se aplica la comisión que debe pagar la provincia. Estas retribuciones (comisiones) el banco las debita de los fondos de la provincia. Cobro asegurado. Tanto como los débitos que por impuestos y servicios provinciales, préstamos, o tarjetas de crédito, el banco deduce mensualmente de los sueldos de los estatales, sin más plazos que el vencimiento de cada servicio. Aún si los titulares de las cuentas no percibieron sus haberes, una de las quejas más resonantes de los clientes, desoída por el Banco y por el gobierno. (Ver gráfico) ¿Cuáles son los recursos de la provincia que maneja el Banco?  El Banco opera actualmente y continuará haciéndolo de no mediar cambios introducidos por los diputados, los fondos provenientes de impuestos, tasas, y servicios provinciales, de la coparticipación Provincial a municipios, de la coarticipación Federal, Fondos de Educación, leyes especiales, impuestos a los Combustibles, y los cánones o regalías vigentes y los que se creen a futuro. ¿Qué obligaciones asume el Banco?  “Mantener al día en las sucursales de la Provincia, el pago de las obligaciones previsionales que le correspondieran en relación a sus empleados, y cumplir en tiempo y forma con todas las leyes aplicables en materia laboral y previsional”, así como “mantener el servicio bancario en las localidades en las que actualmente se prestan en las condiciones establecidas y prestar los servicios de eficiencia y transparencia de acuerdo a los estándares del mercado, entre otras”, formalidades que por otra parte están obligados a cumplir.