RÍO GALLEGOS.- En su primer día de gestión el intendente, Pablo Grasso, decretó la Emergencia Municipal, que incluye los aspectos vial, edilicio y administrativo. Revisarán pases a planta y las cuentas de la gestión de Roberto Giúbetich. El Ejecutivo Municipal, a través de la Secretaria de Gobierno a cargo de la Prof. María Celina Mansilla ha expresado: “Que en el día de la fecha, por medio del dictado del Decreto Municipal n°10, se ha declarado el “Estado de Emergencia Municipal”, en sus aspecto de infraestructura vial, edilicia y administrativa. Será por 365 días a partir de hoy. El instrumento legal califica de «desidia total» a la gestión saliente y describe la situación financiera de la comuna de «quebranto económico de gran envergadura, el cual es de público conocimiento», señala el Decreto. Respecto al reordenamiento del personal municipal indica que «es necesario, en función a las irregularidades en cuanto a los cambios de dependencia (transitorios y permanente), que no fueron justificados adecuadamente, proceder a dejar sin efecto los pases a las áreas que perciben plus y adicional», cita la medida. Señala que los pases de personal a otras dependencias dentro del municipio, respondieron «meramente a intereses de carácter político, ya que la mayoría de los pases a planta permanente fueron de cargos políticos del municipio», y que esto provoca «una onerosidad que compromete al erario municipal de manera desmedida». Remarca el «deterioro que sufre el municipio en sus infraestructura básica y necesaria para tener un funcionamiento adecuado, tal es el caso del inmueble sito en calle Entre Ríos n° 151, el cual no cuenta con provisión de gas entre otros». Por último refiere a «las pésimas condiciones en que se encuentran las arterias de la ciudad, lo que conlleva a la intransitabilidad de las mismas, lo que nos obliga a la determinación de emergencia en infraestructura vial», concluye el Decreto dado a conocer esta tarde.