SANTA CRUZ.- El gobierno podrá tomar endeudamiento para cubrirse de las consecuencias económicas de la pandemia de COVID 19, sin monto límite, aunque deberá hacerlo en pesos y no en dólares cómo había solicitado en el proyecto inicial. El proyecto aprobado tampoco detalla qué tipo de créditos se tomarán, a qué tasas y con qué plazos de devolución. Tampoco está claro el destino del dinero.

Con el voto del Frente para la Victoria, el oficialismo aprobó hoy el pedidio de endeudamiento que hizo la gobernadora Alicia Kirchner, para poder tomar préstamos del fondo fiduciario nacional.

La autorización no estipula cifras en cuanto los créditos que tomará el estado provincial. Aunque trascendió de las reuniones previas mantenidas entre el ministro de Economía y legisladores provinciales, la provincia estima tomar préstamos por 2 mil millones de pesos. 

Tampoco está claro el destino de los fondos, ya que el enunciado del proyecto 054, hablaba de destinarlo a « la refinanciación, y/o reestructuración de los servicios de la Deuda Pública y/o financiación del déficit acumulado», y de la financiación «de obras de infraestructura y de proyectos presentados por los diversos organismos provinciales, municipales y/o por el sector privado», indica el texto. 

Publicidad

Publicidad

En junio el gobierno debe afrontar el pago de sueldos y aguinaldos a estatales, la principal erogación del presupuesto provincial.

En cuanto al pago de los créditos a adquirirse,  «se pagarán con fondos de la Coparticipación Federal con cuotas mensuales que no superen el 15% de los  montos que percibe la Provincia,  y tendrán garantía de las regalías hidrocarburíferas. El límite del endeudamiento será «indefinido», según solicitó la gobernadora. 

La única modificación que se realizó hoy en la sesión virtual de diputados, es que los préstamos deberán tomarse en pesos y no en dólares cómo había solicitado Alicia Kirchner en el proyecto inicial.

El endeudamiento fue votado por el Frente de Todos con 3 votos en contra, de los diputados, Javier Pérez Gallart, Daniel Roquel y Nadia Ricci, y la abstención del radical Evaristo Ruiz. 

Pérez Gallart: «Los municipios van a quedar más endeudados que antes».

El diputado de Encuentro Ciudadano, Javier Pérez Gallart, dio su voto negativo a la ley de Endeudamiento pedida por la gobernadora Alicia Kirchner y sancionada este jueves en la Legislatura Provincial. “No podemos endeudarnos sin un monto determinado y sin que se justifique ni especifique su destino”, resumió tras la sesión.

Por otra parte, advirtió que los municipios se verán más “ahogados y endeudados” por cuanto a las deudas históricas que las comunas mantienen con el Estado provincial, se sumarán estos fondos que serán transferidos como adelantos de coparticipación.

El diputado de Encuentro Ciudadano planteó, en el cierre de su argumentación, que la cuestión de fondo pendiente es “una nueva Ley de Coparticipación” que les dé autonomía a las municipalidades y comisiones de fomento”.

Para Roquel es «un cheque en blanco»

«Deberían haber presentado un proyecto detallando con qué créditos, a qué tasas y con qué plazos pretenden endeudar a toda la provincia», afirmó Daniel Roquel.

Explicó que la ley aprobada en la Legislatura «resulta un cheque en blanco para que la administración central se maneje a placer sin presentar informes, detalles ni rendir cuentas al Poder Legislativo de las razones ni los fines del dinero tomado», cuestionó Roquel.

Por su parte la diputada Nadia Ricci sostuvo que «No es responsable brindar una autorización general al Gobierno para tomar créditos sin explicar para qué van a usarse los recursos, ni cuánto será coparticipado con las comunas, ni que obras o inversiones se van a llevar adelante», sostuvo la legisladora.

«Tampoco se estableció una distribución o asignación de los recursos, si es que ellos serán enviados a los municipios de la Provincia», planteó la diputada de Perito Moreno