SANTA CRUZ.- En reunión con el presidente Alberto Fernández, la gobernadora Kirchner fue informada del envío de 200 gendarmes a Santa Cruz, para fortalecer los controles en zona norte en el maco de la pandemia por el COVID-19. Cabe consignar que la ciudad de mayor contagio en la provincia es Río Gallegos. Alicia Kirchner pidió además por médicos terapistas, sobre lo cual el presidente dijo que una opción eran las capacitaciones viruales.

En reunión con gobernadores, el presidente Alberto Fernández reiteró la necesidad de controlar la propagación del virus en todo el país y advirtió sobre los brotes que se han producido en todo el territorio, con especial atención analizan lo que sucede  en Neuquén, Río Negro, Tucumán, Entre Ríos, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero, Mendoza, Jujuy y Santa Cruz.

“Hemos acordado mandar 200 gendarmes a Santa Cruz. Esta semana habrá definiciones y ya contarán con esta colaboración la semana entrante”, destacó el titular del Ejecutivo Nacional.

Al respecto, el presidente Alberto Fernández expresó  que el jefe de Gabinete de Nación, Santiago Cafiero se ocupará junto con la ministra de Seguridad,  Sabina Frederic de definir y resolver la situación para que Gendarmería preste las funciones requeridas por el Gobierno de Santa Cruz.

Publicidad

Publicidad

La gobernadora dio cuenta de la situación en la provincia y se refirió al brote en Río Gallegos, y al igual que el resto de los mandatarios expresó la necesidad de contar con médicos terapistas.

En este punto el presidente Fernández manifestó que es una problemática común en las provincias y que se vienen analizando diferentes opciones con la UBA, entre las cuales destacó la posibilidad de comenzar capacitaciones virtuales para todo el país.

“Al igual que Santiago del Estero, en Santa Cruz faltan terapistas. Es difícil la formación porque mínimamente son seis meses. Se trata de una formación compleja. Veo que al resto de las provincias les está pasando lo mismo”, expresó el presidente en relación al pedido.

“La duplicación hoy nos está dando en casi 19 pero es variable. A veces estamos en 15 y en este momento en 19. Es variable y hay que seguir monitoreándola de cerca”, indicó la gobernadora en diálogo con el presidente.

La gobernadora explicó que el problema sigue siendo Río Gallegos que desde el brote del 14 de julio ha seguido sumando casos. En relación a la situación vinculada a las distintas áreas productivas remarcó que se llevan adelante controles bio sanitarios y que el problema no se ha dado en dicho sector en cuanto a los contagios.

Además la gobernadora recordó que actualmente no hay vuelos ni colectivos de larga distancia comerciales ingresando a la provincia. “Está todo muy articulado en este sentido para controlar los ingresos, pero se necesita el movimiento de la parte comercial para fortalecer la economía, por ello hemos habilitado con estrictos protocolos de seguridad los negocios en Río Gallegos que está en ASPO”.

El presidente consultó a sobre la ocupación de camas de terapia. “La ocupación de camas en Terapia Intensiva es del 72 por ciento y en sala común el 33 por ciento”, indicó la gobernadora.

“Estamos trabajando y poniendo toda la fuerza para que el número de casos empiece a bajar”, concluyó Alicia.