BUENOS AIRES.- Esta noche los vecinos del barrio Ayres del Pilar impidió el ingreso de la camioneta del Servicio Penitenciario Federal que llevaba hasta el lugar al empresario kirchnerista Lázaro Báez, se trata del barrio privado donde el empresario santacruceño iba a transcurrir la prisión domiciliaria luego que la justicia le otorgara la prisión domiciliaria.

La libertad de Báez se concretó el mismo día que la Argentina alcanza el triste récord de 10 mil muertes por la pandemia de coronavirus, los dos temas noticiosos que coparon la portada de todos los portales y los canales de televisión en las últimas horas.

El móvil del Servicio Penitenciario intentó ingresar cerca de las 20.30 horas al country, en dos oportunidades por distintos ingresos, pero los vecinos del lugar, bloquearon el ingreso. Media hora después, el móvil volvió con un un grupo especial del servicio penitenciario y la policía bonaerense, pero tampoco logró ingresar. Finalmente el raid de Baez terminó en la cárcel Ezeiza.

Por su parte, Leandro Baez, el menor de los hijos varones del empresario, habló con el canal TN sobre la relación que mantiene con su padre«Tenemos diferencias, podemos estar distanciados, discutir y demás, pero estar peleado con un padre no se puede», dijo.

Publicidad

Publicidad

Leandro Báez relató en diálogo con el canal TN que le reclamó en varias oportunidades a Lázaro que declare sobre la responsabilidad de cada uno de sus hijos en la causa. «La responsabilidad, la orden la bajaba él, que era dueño de la plata. Si bien lo reconoció, lamentablemente yo esperaba que lo diga y fue su abogado quien lo hizo».

El sábado, en Río Gallegos, la casa de Leandro en Río Gallegos, amaneció con dos balazos, en una ventana y en la pared del frente de la vivienda según corroboró la División Criminalística. Para el abogado de Leandro Alejandro Baldini, el ataque no fue casual.

«No existen las coincidencias, el sábado pasado robaron mi camioneta en la puerta de mi casa, a las 8 y media de la mañana, robaron efectos personales y documentación de la causa de la ruta del dinero K y esto entendemos que es una advertencia, un aviso, con el alegato que vamos a formular en diez días mas», afirmó Baldini en declaraciones al diario LA NACION. El lleva adelante la defensa del joven en el juicio oral que se lleva adelante por la causa conocida como «La ruta del dinero K».

Leandro tiene una defensa separada de la de su padre. El abogado cree que el hecho está vinculado con la causa. «Hay cosas que Lázaro en su alegato no dijo, Leandro está dispuesto a que las digamos. Todas las fuerzas de los servicios y toda esa mafia que rodeó esta causa, que presionaron a la familia, que presionaron a Leandro, vamos a dar nombres de estudios jurídicos, de personajes vinculados a los servicios, como actuaron. Yo creo que esto pasa por ahí, fue una advertencia», afirmó Baldini.