SANTA CRUZ- La diputada nacional Roxana Reyes acompaño las obras para Santa Cruz incluidas en el presupuesto nacional 2021, aunque dejó en claro que Nación recortó en un 29% los fondos para la provincia. Dijo que se incluyeron obras que culminarán en 2024, recordó que la Autovía Caleta-Comodoro se viene anunciando desde 2006, y que los fondos asignados para YCRT «no figuran en las planillas, sino solo en el enunciado». Y recordó que la megaobra de las Represas son financiadas por capitales chinos, sin embargo el gobierno nacional la incluyó en el presupuesto.

La legisladora nacional Roxana Reyes cuestionó el Presupuesto 2021, por 8,3 billones de pesos aprobado ayer en Diputados, porque favorece a la provincia de Buenos Aires, «base territorial del gobierno», en detrimento de las provincias.

El presupuesto consigna obras por $ 81 mil millones para Santa Cruz, sin embargo para Reyes esa cifra es engañosa.

“Acompañé las obras para Santa Cruz, pero este es un presupuesto de ajuste a la niñez, a la educación y a la clase trabajadora. El oficialismo es responsable del impacto que este ajuste tiene en la vida cotidiana de los ciudadanos.”, advirtió.

En cuanto a lo específico para Santa Cruz, la diputada acompañó los proyectos de obras y destacó que se agregaron obras, pero con menor presupuesto para la provincia. “En el presupuesto 2020 se destinaban 912 millones y ahora ese monto bajó a 907 millones, lo que significa un -29%, sin considerar la inflación proyectada por el gobierno.”

En su exposición en el recinto Reyes señaló que los 20 mil millones extras que recibirá la provincia por sobre los 61 mil millones asignados originalmente, «se destinarán a obras que podrían empezar en 2021 y finalizar después de 2024».

“Las obras contempladas en ese extra de dinero que recibiría la provincia, son obras que en algunos casos ni siquiera tienen proyectos; es decir que una vez más la falta de planificación aparece en la escena de la administración pública local. La falta de planificación lleva implícita la falta de transparencia.”, sentenció la legisladora radical.

Recordó además todas las veces que el kirchnerismo incluyó en el presupuesto la autovía Comodoro-Caleta y la circunvalación de la entrada a Caleta Olivia. “Desde 2006 prometen la autovía. ¿Será ésta la vencida?”, preguntó. 

Sobre los más de $ 9 mil millones que el presupuesto prevé para YCRT «está en el mensaje del presupuesto, pero no en las planillas -es decir, en la información desagregada- porque se vota de forma discrecional», indicó.

Y en el caso de las Represas sobre el Río Santa Cruz, también incluida en el presupuesto, reiteró que la mega obra será financiada con fondos chinos, según consta en el proyecto original.

Recortes a la Niñez y Adolescencia

Según Reyes la cifra de 8,3 billones de pesos del presupuesto del año próximo no se condice con la realidad porque “el gobierno está proyectando una inflación del 29% cuando el Banco Central ya estimó que la inflación será del 47% para el próximo año”.

Comparó el precio del dólar que tomó el gobierno como medida y el precio real. “La ley de presupuesto que envió el gobierno se basa en un dólar a $81 en diciembre de este año y a $102 en diciembre del próximo. Sería prudente que alguien le avise que hoy el dólar paralelo está a $190.”

Reyes criticó la falta de federalismo del presupuesto, “El 37% del presupuesto se destina a Buenos Aires, lugar donde el gobierno tiene su base territorial política. Mientras, aumentan los impuestos internos sobre celulares y tecnología, perjudicando al sur del país”, en alusión al aumento impositivo del 0% al 6,55% de los artefactos electrónicos producidos en Tierra del Fuego.

Puntualizó que “La inversión en universidades públicas se reduce considerablemente, sobre todo para la UNPA, que disminuye en un 20% en términos reales«, precisó.

Reyes, quien preside la Comisión de Familias, Niñez y Adolescencias, señaló punto por punto el ajuste que sufrirá la niñez con este presupuesto y advirtió que tal como se desprende de los estudios de UNICEF y ACIJ, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia al Trabajo, Empleo y Producción (ATP) se descontinúan para el 2021, representando una disminución aproximada de $480 mil millones.

Por otra parte, alertó que el Programa de Políticas Alimentarias contará con menos recursos, vulnerando así la seguridad alimentaria de los niños y las niñas. “Los recursos económicos para esta política pública no aumentan al ritmo de la inflación proyectada y además caen nominalmente respecto de 2020, cerca de $22 mil millones.” 

Respecto a las Asignaciones Familiares remarcó que la partida presupuestaria está por debajo de la inflación proyectada para el 2021 y que la AUH tiene asignados montos por debajo de la canasta básica de alimentos.

Otra medida incluida en el Presupuesto, pero insuficiente es el Plan Federal Juana Manso. Según el colectivo Infancia en Deuda, y con la información provista por el Ministerio de Educación de la Nación, se sabe que se requerían cerca de 3 millones de equipamientos tecnológicos para el acceso de contenidos educativos para NNyA, pero el Presupuesto prevé la entrega de apenas 546.600 equipos. 

“Vemos claramente que este Gobierno con este Presupuesto está reproduciendo las desigualdades estructurales que existen en nuestro país; es más, las está agravando. Los niños que hoy no pueden acceder a la educación quedan en condiciones de desigualdad para acceder, más adelante, a la educación superior, a un empleo formal, al sistema de salud, a los bienes culturales.  Se atrofia su desarrollo humano. Quedan más expuestos a sufrir problemas como el embarazo adolescente, el empleo informal, el desempleo, la pobreza” explicó Reyes.