SANTA CRUZ.- Tres iniciativas tendientes a aliviar el sistema de salud provincial, y un nuevo pedido de autorización para el uso del ibuprofeno inhalado en pacientes con Covid, fracasaron hoy en la legislatura por imposición de la mayoría oficialista que se opuso a las iniciativas. Ni el pedido de más médicos para el hospital de Caleta Olivia, ni el de habilitar la matriculación de estudiantes de enfermería del FENOA, consiguieron el aval del kirchnerismo, que argumentó que la oposición buscaba «meter presión» al gobierno. 

La «urgente» dotación de recursos humanos al Hospital de Caleta Olivia;  la “matriculación como auxiliares de enfermería de los alumnos de FENOA,  y el pedido de más testeos a la población, fueron tres iniciativas impulsadas por el diputado Javier Pérez Gallart, que fueron  rechazadas por el bloque del Frente de Todos. 

El proyecto de resolución solicitando al Ministerio de Salud “la inmediata y urgente provisión al Hospital Zonal ‘Pedro Tardivo’, de Caleta Olivia, de los recursos humanos y materiales necesarios y suficientes para la atención sanitaria de la pandemia de coronavirus Covid–19, estaba fundado en el pedido de los trabajadores del nosocomio realizado a las autoridades de Salud de la provincia y que tomara estado público. 

En la nota los profesionales pedían al ministerio de Salud, la dotación «urgente nuevos profesionales idóneos al servicio»; que se garantice  un médico cada 8 a 10 pacientes; asignar un espacio de trabajo saludable; priorizar la salud física y mental de los profesionales que están en el frente de esta batalla de forma ininterrumpida desde hace siete meses; garantizar su derecho al descanso y el derecho de los pacientes de recibir atención en calidad y cantidad; asignar profesionales de otras especialidades a trabajar en la sala de Clínica Médica; optimizar la logística tanto de auxiliares como de especialistas interconsultores; garantizar la provisión de insumos en tiempo y forma y generar un espacio para pacientes más complejos como antesala a UTI. 

Publicidad

Publicidad

La nota nunca fue respondida por el gobierno provincial, por eso fue llevada al recinto de Diputados para que sea la Legislatura que apruebe la solicitud a las autoridades provinciales, pero el proyecto fue rechazado por la mayoría kirchnerista. 

El diputado de Encuentro Ciudadano planteó a sus pares la necesidad de “ver lo que pasó en Río Gallegos y tratar de no repetirlo”. Ante la serie de proyectos vinculados con la atención de la pandemia que fueron presentados desde la banca de Encuentro Ciudadano, el diputado Matías Mazú presidente del bloque Frente de Todos, objetó la “presión” que se le imprime al sistema de salud con este tipo de proyectos.

Pérez Gallarte replicó que “sería bueno no hablar tanto con los funcionarios y empezar a hablar con los enfermeros, con los trabajadores, con los médicos y ver que la presión de ellos es la presión de la pandemia, y la presión de los funcionarios que están en sus cargos y no responden a sus demandas», enfatizó.

Obtuvo 7 votos afirmativos de los legisladores, Nadia Ricci, Daniel Roquel, César Ormeño, Juan Manuel Miñones, Claudio Barría, José Garrido y Pérez Gallart, y  12 negativos  Carlos Santi, Paradis, Laura Hindie, Karina Nieto, Jorge Arabel, Matías Mazú, Rocío García, Guillermo Bilardo, Eloy Echazú, Liliana Toro, Miguel Farías y Hernán Elorrieta,  y la abstención del diputado Hugo Garay. 

Otro de los proyectos rechazado por el oficialismo también de autoría de Pérez Gallart, fue el de solicitar al Poder Ejecutivo Provincial, para que  habilite la matriculación como auxiliares de enfermería, en el marco de la Emergencia Sanitaria, a quienes realizaron el curso de ‘Auxiliar de enfermería –Asistente Terapéutico’ a través del Instituto de estudios de Formación y Capacitación Social FENOA”.

Fundamentó que los alumnos de FENOA realizaron las respectivas prácticas en su momento y “algunos de ellos estuvieron más de un año realizando prácticas en el Hospital Regional en algunos casos con más de 8 horas diarias de trabajo”, dijo, y reiteró que el pedido se da en el marco de una “crisis sanitaria muy grave” con “más de 200 muertos en toda la provincia, 150 en Gallegos” y en un marco donde “lo que escasea en estos tiempos es el recurso humano”, señaló. 

Pérez Gallart también hizo referencia a la renuncia de la enfermera Yanina Fabre, a la jefatura de departamento de Enfermería del Hospital Regional quien en su dimisión hizo mención al pedido a las autoridades de crear la figura de ‘asistencia en enfermería’ para el personal del FENOA, solicitud que no obtuvo respuestas.

Aquí la votación obtuvo mayoría de apoyo a la iniciativa pero por la oposición de Karina Nieto, Matías  Mazú, Rocío García, Guillermo Bilardo, Martín Chávez, Liliana Toro y Eloy Echazú, y las abstenciones de Hugo Garay, Jorge Arabel y Laura Hindie, el proyecto no obtuvo los dos tercios de los votos necesarios para su sanción sobre tablas.

Un tercer proyecto de Pérez Gallart pidiendo a la provincia que aumente la cantidad de testeos de coronavirus en Santa Cruz tampoco consiguió el apoyo del oficialismo. 

 Similar fue el destino de un nuevo intento para que la legislatura apruebe un pedido al gobierno provincial  para que autorice el uso de Ibuprofeno Inhalado de uso compasivo en pacientes con Covid, de autoría de la diputada Nadia Ricci, tampoco fue aprobado en el recinto por la negativa del Frente de Todos y pasó a Comisiones.