SANTA CRUZ.- Una nueva instancia judicial confirmó el procesamiento de cuatro manifestantes que en 2017 participaron de una protesta frente a la residencia oficial de la gobernadora, Alicia Kirchner quien en ese momento estaba a compañada por la expresidenta Cristina Fernández y su nieta. La Adosac dijo que se trata de una causa armada para amedrentar quienes reclaman: «A diferencia de los procesados por corrupción han sido procesados por luchar», dijeron desde el gremio.

La justicia provincial confirmó el procesamiento de los cuatro manifestantes denunciados por la Fiscalía de Estado por «violación de domicilio», cuando participaban de una protesta de estatales frente a la residencia oficial de la gobernadora Alicia Kirchner, en reclamo del pago de salarios adeudados.

Esa noche también se encontraban en la vivienda la senadora, Cristina Fernández, y su nieta Helena.

Los procesados son los dirigentes del gremio docente, Diego Barrionuevo, Claudio Wasquín y Juan Manuel Valentín, y la referente de ATE Gabriela Ance.

Publicidad

Publicidad

La ADOSAC expresó que se trata de una «causa armada y orquestada, por parte del Juzgado de Recursos», y aseguró que se trata de «una patética maniobra política- judicial, impulsada por la Fiscalía de Estado de la provincia, sin ningún tipo de pruebas y con el único objetivo de disciplinar la protesta social», expresaron desde el gremio docente.

Recordaron que «estos cuatro compañeros fueron judicializados en el marco de una movilización espontánea de la que participaron miles de trabajadores y en la cual se resistió a una represión brutal durante varias horas en la noche del 21 de abril de 2017», detallaron.

Afirmaron que «en ese momento la sociedad santacruceña estaba colapsada», con «dos meses de retraso en el pago de los salarios, sin cobertura social, con sistemas de salud y de educación precarizados y un deterioro brutal de las instituciones».

Adosac considera que «El mantener abierta una causa de tanta manipulación política sobre quienes luchan inevitablemente debe asociarse a una especie de “espada de Damocles” (amenaza persistente) frente a quien no está dispuesto a subordinarse y ser sometido», afirman.

Adelantaron que presentarán un recurso de casación para apelar un procesamiento «llevado adelante por una casta judicial parásita del poder político», y que el sindicato irá hasta las últimas consecuencias, «por el desprocesamiento de compañeros que a diferencia de los procesados por corrupción han sido procesados por luchar», enfatizan.

La causa se tramita en el Juzgado de Instrucción N° 3 a cargo de la jueza Rosana Suárez, el juez de Recursos que confirmó el procesamiento es el dr Nelson Sánchez, y la Secretaria Adriana Geyer.

Los hechos, y el video de Cristina como prueba de la denuncia del gobierno

La noche del viernes 21 de abril de 2017 estatales protestaron frente a la residencia de la gobernadora sobre calle Alcorta, donde además de la mandataria se encontraba la senadora Cristina Fernández. Reclamaban el pago de sueldos hasta con dos meses de atraso.

Al día siguiente la ex presidenta grabó un video mostrando los daños supuestamente causados por los manifestantes y acusó al senador Eduardo Costa: «organizado y planificado por hombres de Cambiemos en la provincia» y con «el visto bueno del gobierno nacional», denunció.

Un extenso cordón policial rodeaba la casa, y al menos cuatro custodios de la ex presidenta permanecían en el interior, sin embargo la situación se desbordó cuando los efectivos reprimieron a los manifestantes que según la versión oficial «habían atravesado el portón de ingreso a la residencia». 

Hubo al menos cuatro estatales heridos. A raíz de los hechos, el gobierno de Santa Cruz radicó una denuncia penal por “daños, atentado contra el orden constitucional y democrático, sedición y violación de domicilio” contra los manifestantes.

La prueba aportada fue el video que grabó Cristina al día siguiente de los incidentes.

La denuncia fue presentada por la fiscal de Estado adjunta de la provincia, Andrea Askenazi Vera, identificada con la agrupación La Cámpora que lidera, Máximo Kirchner, quien sugirió además que habría existido vinculación entre los incidentes y la presencia de medios de prensa nacionales que cubrían la protesta. 

Cristina y Alicia denunciaron una acción destituyente 

La ex mandataria aseguró que los incidentes significaron «el lanzamiento de la campaña al mejor estilo de Durán Barba», cuya consigna es «cortar la cabeza de Alicia Kirchner y colgarla como un trofeo, como una suerte de mensaje para todos los gobernadores que no pertenecen a Cambiemos».

«Fue un ataque planificado y organizado por hombres de Cambiemos en la provincia que no han podido ser gobernadores en dos oportunidades, porque perdieron las elecciones dos veces, y también con montaje en escena mediático», aseguró la ex presidenta.

https://www.youtube.com/embed/MqzIzoqG5bg

La gobernadora Alicia Kirchner consideró que “Fue un ataque organizado y planificado, tanto con el sector mediático como instigado por (Eduardo) Costa.“Me llama la atención” la protesta, dijo esta mañana Kirchner en diálogo con Radio Diez y volvió a cargar culpas hacia la prensa al señalar que existe “permanentemente a nivel mediático la visita de distintos medios pero no para ayudar a los santacruceños, otros están instigando” e insistió que “hay un mundo mediático digitando información”.

Pese a que ya se contabilizan cuatro heridos, la gobernadora de Santa Cruz, aseguró esa mañana que jamás va “a defender la represión” pero advirtió que en la protesta “lo que han hecho fue un ataque porque querían entrar a la vivienda”.

“Querer entrar a tu casa me parece una barbaridad”, dijo Kirchner y aseguró “quieren mi cabeza para la campaña electoral nacional” e insistió en que “hay una intencionalidad de decir todo lo que ha sido el proyecto nacional que primero condujo Néstor (Kirchner) y después Cristina (Fernández) ha sido malo” y acotó que se trata de “la intencionalidad de poner el foco en esa realidad”.