SANTA CRUZ.- ​Diez rectores y vicerrectores de equipos de gestión EPJAs Secundarias denuncian que el Secretario Técnico de la Dirección de Adultos, ejerce violencia de género y acoso laboral contra la rectora de la EPJA N° 10 de Río Gallegos.

Así lo hicieron saber a través de notas presentadas ante la Dirección de Adultos y el gremio ADOSAC.

En la presentación dirigida a la Directora General de Educación de Adultos, profesora Ana Esther Mancilla, expresan su «más enérgico repudio a las actitudes que desde hace un tiempo mantiene el Sr. Secretario Técnico, Prof. Sergio Barría con una colega nuestra, la Prof. Débora Santillán, Rectora de E.P.J.A. Secundaria n° 10, de la ciudad de Río Gallegos».

Señalan que las instrucciones laborales impartidas por el funcionario «se transforman en órdenes, en la mayoría de los casos de valoración negativa respecto de su calidad profesional docente, e intimidantes sobre supuestos “problemas” que podría tener en caso de no dar cumplimiento a las directivas».

Publicidad

Publicidad

Explican que es función de la Secretaría Técnica «conocer y asesorar debidamente a quienes desarrollamos tareas administrativas y de gestión, como así también que toda nuestra tarea es esencialmente escrita por normativa general de la Administración Provincial», añaden.

«Atento a lo expuesto es que informamos que no dejaremos que promover la cordialidad y el compañerismo de siempre ante nuestras autoridades, vuestra dirección y el mismo funcionario involucrado. Pero hacemos saber que seremos severos custodios del buen trato reciproco de todos los que dependemos de vuestra autoridad. Somos docentes», finaliza la nota acompañada por la firma de diez rectores y vicerrectores.

Cobertura del gremio

En otra nota dirigida al gremio ADOSAC, los directivos señalan, «desde hace un tiempo padecemos el ninguneo y la falta de respuesta a las demandas y planteos institucionales que en función de la particularidad del ciclo lectivo 2020 vamos expresando a nuestras autoridades provinciales, ya sea informal o formalmente», remarcan.

Mencionan que «La educación de Adultos, desde hace unos años, no escapa a los juegos de salón que plantea el sistema, haciéndonos saltar casilleros o retroceder cuando se le ocurre al que tira los dados, provocando desgaste emocional, falta de estabilidad laboral, exclusión y el broche de la última gestión es el maltrato, la violencia y la amenaza recurrente».

«Hoy, ​denunciamos violencia de género y maltrato institucional desde la Dirección General de Educación de Adultos hacia los cargos de gestión y carrera docente», expresan.

A raíz de estas consideraciones afirman que «cuando en el discurso de las autoridades provinciales de Santa Cruz (mujeres) la violencia de género se usa como banderita de campaña o recurso lingüístico; los que escuchamos y recibimos en la nuca la contradicción hipócrita no tenemos otra opción más que la obligación de denunciar para no caer en el mismo error y en este punto estamos hoy parados».

Añaden que «Los equipos de gestión de las escuelas de educación de adultos en el nivel secundario estamos siendo víctimas de violencia y maltratos propiciados verbalmente por quienes hoy ocupan esos cargos políticos a nivel provincial».

Remarcan que ante los planteos o sugerencias, la única respuesta de los funcionarios, «es la instalación del miedo a través amenazas, la aplicación de sanciones infundadas, como única forma de reacción típica de aquellos que saben no tener razón y apelan a esas herramientas para que no sea tan notable el nivel de ignorancia en el campo de acción».

Loader Loading…
EAD Logo Está tardando mucho?

Reload Reload document
| Open Open in new tab