SANTA CRUZ.- La vicepresidenta Cristina Fernandez pidió a la justicia que le devuelvan el manejo de los hoteles de El Calafate y el condominio de sus hijos Máximo y Florencia. Sus abogados pidieron al juez de la causa, que ponga fin a la intervención y restituya el manejo de los hoteles alegando perjuicio económico, deterioro de las instalaciones y deudas salariales y de impuestos por responsabilidad de los interventores.

Los los abogados de la familia Kirchner, solicitaron al juez del tribunal oral N° 5, Daniel Obligado, la finalización de  las intervenciones judiciales de las empresas Los Sauces SA, Hotesur SA, el hotel Los Sauces y el condominio de Máximo y Florencia Kirchner, en un plazo que no debería exceder de 60 días.

Argumentan perjuicio económico, deterioro de las instalaciones y deudas salariales y de impuestos por responsabilidad de los interventores, ¿quién se hará cargo de esos perjuicios?», señalan los abogados.

Afirman que en el caso del hotel Los Sauces Casa Patagónica Máximo Carlos Kirchner debió afrontar «en forma personal el pago de los salarios de los empleados a cargo del mantenimiento y la custodia del inmueble en cuestión», se lee en el escrito.

Publicidad

Publicidad

Hotel Los Sauces, en enero hubo tareas de mantenimiento

Argumentan asimismo que  los inquilinos del  hotel Los Sauces Casa Patagónica y de departamentos
del edificio Madero Center, «hace meses no pagan el correspondiente canon locativo», y que en lo que respecta al hotel Alto Calafate, «el alquiler abonado por la locataria sería sustancialmente inferior a su valor de mercado, a lo que se suma la existencia de importantes saldos que no habrían sido cobrados y que -siempre según sus dichos- serían irrecuperables, por haber operado los respectivos plazos de prescripción».

Solicitan al juez Obligado,  «que se sirva ordenar una pericia técnico contable, a efectos de que los expertos que se designen, en el plazo máximo indicado precedentemente, lleven a cabo una determinación precisa de la situación patrimonial de las sociedades y del condominio».

La abogada denunciantes pidió que se mantengan las intervenciones ante una acción que podría dilatar el juicio

Luego que se conociera el pedido de Beraldi de restitución de los hoteles de la familia Kirchner, la abogada Silvina Martínez, una de las denunciantes junto a la ex legisladora, Margarita Stolbizer, en la causa «Hotesur», por el alquiler de habitaciones a la empresa Austral Construcciones de Lázaro Báez cuyas plazas se comprobó que no eran ocupadas,  realizó una presentación ante el Tribunal advirtiendo que lo solicitado por la parte demandada, «puede poner en riesgo el comienzo del juicio oral que hace ya bastante debería haber iniciado», señaló. 

Sivlvina Martínez destaca en su presentación,  «No escapa a la suscripta que seguramente el Dr. Daniel Obligado dedicara párrafos en su resolución para advertir que no soy parte de estas actuaciones y nada tengo que señalar al respecto. No solo fui denunciante sino que también amicus curiae hasta que decidieron dar un vuelco en las actuaciones y beneficiar a los procesados», manifestó.

«De acceder al pedido de los procesados se beneficiaría a la familia Kirchner permitiéndoles recuperar la administración y usufructo de todas sus propiedades, inclusive sus hoteles, sino que, además, se perjudica a los procesos judiciales en marcha donde se investiga no solo el enriquecimiento de la familia Kirchner sino también maniobras de lavado de dinero que involucran a los inmuebles y hoteles que ahora se reclama su administración», fundamentó en su presentación Silvina Martínez. 

E juez del tribunal oral N° 5, Daniel Obligado, el mismo que permitió que Amado Boudou goce de prisión domiciliaria al comienzo de la pandemia sin estar incluido en las personas de riesgo. .