EL CHALTÉN.- El pedido del Concejo Deliberante a las autoridades nacionales para que restablezcan el precio diferenciado de los combustibles para la Patagonia, ya fue aprobado en tres localidades de Santa Cruz y se espera que en los próximos días se sume Puerto Deseado. El Concejo Deliberante de Río Gallegos rechazó tratar el tema. Hoy el Gas Oíl Premium cuesta en la Patagonia 3 % más caro que en el resto del país, y las naftas solo un 14% más barata.

El proyecto aprobado por el Concejo Deliberante hace dos semanas pidiendo al gobierno nacional y a los legisladores nacionales de la Patagonia, que los precios de los combustibles vuelvan a tener un precio diferenciado como en 1991 cuando se aplicó una reducción del 50%, ya se replicó en otras ciudades, como EL Calafate y San Julián, y se espera que en los próximos días Puerto Deseado vote la iniciativa que también impulsan las demás provincias patagónicas.

En tanto en Río Gallegos, el proyecto impulsado por el concejal Leonardo Roquel, no fue acompañado por sus pares.

Para los impulsores del reclamo, es importante destacar que se trata de una iniciativa extrapartidaria que busca beneficiar a todos los habitantes de la región, «con el beneficio tributario que establece un precio diferenciado de los combustibles para la Patagonia se da un impulso a la matriz productiva», argumentan, teniendo en cuenta que el gas oil Premium es el que mueve el transporte en la región.

Publicidad

Publicidad

Desde el Concejo Deliberante de El Chaltén, difundieron un cuadro comparativo del precio del gas oil premium en las estaciones de servicio de YPF, donde exponen que mientras en Buenos Aires, el litro cuesta $89,30 en la mayoría de las ciudades de la Patagonia, ese valor se eleva a $94,30 en Santa Rosa, La Pampa; $92,90 en Río Negro, o $92,10 en Neuquén y Chubut. En tanto en Santa Cruz el precio del litro de Gas Oil Premium es apenas 10 centavos más barato que en Buenos Aires.

Por su parte las naftas solo cuestan un 14% más baratas que en el centro del país.

«Es necesario tomar medidas contundentes que tiendan a resolver la problemática actual, ya que el deterioro económico producido por la pandemia de la Covid-19 también presenta un deterioro mayor en las comunidades alejadas de los grandes centros urbanos», fundamenta el proyecto del bloque Encuentro Vecinal aprobado por unanimidad.

Consideran que «es imprescindible recuperar el beneficio impositivo con el que contaban los combustibles líquidos para la región patagónica, ya que afectan directamente los precios en góndola de todos los productos pero así mismo los costos de producción de las economías regionales, de transporte de pasajeros, los costos de construcción y hasta la generación de energía de quienes aún recurrimos a los combustibles para la misma«, señalan.

Efectúan un repaso histórico del beneficio desde su implementación por Ley N° 23.996 del año 1991, la cual estableció
impuestos diferenciales a los combustibles líquidos de la región, alcanzando así un 50% de reducción de los costos. Particularmente se eximió a las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego del pago del Impuesto de Transferencia a los Combustibles (ITC).