SANTA CRUZ.- La exlegisladora, Gabriela Mestelán, consideró que fue un fallo justo la destitución de una jueza acusada de tramitar una adopción ilegal, «le puso límites al abuso de poder», dijo sobre la sentencia que apartó a Malena Totino del cargo de Jueza de Primera Instancia del Juzgado Civil de Caleta Olivia. 

La exlegisladora y dirigente de Encuentro Ciudadano, Gabriela Mestelán,  valoró la “rápida respuesta judicial y política” y consideró “que se le puso límite y sanción al abuso de poder”.

El hecho salió a la luz en marzo de 2019, cuando se conoció que una beba nacida el 22 de febrero de ese año en el Hospital Pedro Tardivo de Caleta Olivia,  había sido dada en adopción a  Angélica Zari, quien era jueza de Primera Instancia del Menor de Caleta Olivia, con el aval de la Jueza de Familia, María del Rosario Álvarez, y de la dra Malena Totino, a cargo del Juzgado de Primera Instancia Civil. 

El gobierno provincial denunció penalmente a las mencionadas magistradas, al defensor público Walter Martínez., y a la directora del Hospital, Patricia Zari, hermana de la jueza adoptante de la beba. Todas fueron suspendidas en sus cargos, y las juezas sometidas a juri de enjuiciamiento. 

“A inicios de 2019 alzamos la voz para hacernos eco de la denuncia por la adopción ilegal de una beba recién nacida en Caleta Olivia, de la que participaron tres juezas y la directora del hospital zonal de esa ciudad. En ese entonces decíamos que las niñas y los niños debieran ser el límite a tanta indolencia e irresponsabilidad por parte de los poderes del Estado”, recordó Gabriela Mestelán.

“Transcurrido todo este tiempo, es importante hacernos una pausa de nuestras preocupaciones más urgentes del presente para decir que hace pocos días conocimos los fundamentos de un fallo histórico, con el que se terminó de sancionar lo que fue un verdadero abuso de poder con el intento de llevar adelante aquella adopción ilegal de una niña”, planteó la ex diputada de Encuentro Ciudadano.

Mestelán se refiere a la destitución de la jueza Malena Totino del cargo de Jueza de Primera Instancia del Juzgado Civil de Caleta Olivia, una de las tres magistradas involucradas en aquel intento de adopción ilegal. La resolución, firmada el pasado 25 de marzo por las tres integrantes del Tribunal de Enjuiciamiento, fue publicada el 6 de abril en el Boletín Oficial de la Provincia.

Vale recordar que las otras dos juezas involucradas en este intento de adopción ilegal fueron destituidas en 2019. Ellas son María del Rosario Álvarez, entonces jueza de Primera Instancia del Juzgado de Familia de Caleta Olivia; y Angélica Zari, quien era jueza de Primera Instancia del Menor de Caleta Olivia.

Totino quedó inhabilitada para ejercer cargos en la justicia

“Por el escándalo y la trascendencia que suscitó este lamentable caso, debemos decir que hubo una rápida respuesta judicial y política. En el marco del descreimiento en la justicia santacruceña, en la que con sobradas razones nos cuesta confiar, vale resaltar este fallo histórico y subrayar que este gravísimo hecho tuvo un final justo”, valoró la ex legisladora.

“Otro elemento muy valorable de esta resolución del Tribunal de Enjuiciamiento es que la ex jueza Malena Totino fue además inhabilitada para ocupar en adelante otro cargo judicial”, agregó.