EL CALAFATE.- El Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, participó de los actos por el 39 aniversario de la Guerra de Malvinas, antes se lo vio en una confitería del centro de la ciudad. El funcionario nacional, cuestionado por haber recibido la Sputnik V contra el Covid como personal de salud por fuera del plan de vacunación, arribó a El Calafate donde hace una semana se conoció una denuncia por el envío de vacunas por fuera del circuito provincial. También se encuentra aquí la vicepresidenta, Cristina Fernández.

Sentado alrededor de una mesa ubicada en la vereda de una de las confiterías de la avenida del Libertador, la principal de la villa turística, sorprendió esta mañana la presencia del Procurador del Tesoro, Carlos Zannini. Vestido con ropa informal, distendido y devolviendo el saludo a transeúntes que lograban identificarlo. El funcionario se retiró del lugar para trasladarse hasta la plazoleta Héroes de Malvinas donde se desarrolló el acto por el 39 Aniversario de la Guerra de Malvinas.

En El Calafate, Zannini disfrutó de un día soleado

Cuando transcurría el acto Zannini fue invitado a tomar ubicación entre las autoridades que presidían la ceremonia y se situó junto al intendente, Javier Belloni, y desde allí escuchó al cura Lito Álvarez quien comparó la sangre de Cristo con la sangre derramada por los soldados que lucharon en Malvinas en 1982.

La visita de Zannini a El Calafate adquirió relevancia por tratarse de uno de los funcionarios que, junto a su esposa,  en febrero recibiera la vacuna Sputnik V contra el Covid por fuera del plan de vacunación oficial, como «personal de Salud», según quedó asentado en los registros el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino, SISA. 

Zannini es uno de los funcionarios más allegados a la vicepresidenta Cristina Fernández, quien también arribó a la villa turística a comienzos de semana, aunque no participó del acto de este mediodía, ni en ningún acto público.

Cabe consignar que también durante la semana se conoció la decisión del Fiscal Diego Velazco de mantener intervenida Hotesur y devolverle sus hoteles además del condominio de sus hijos Máximo y Florencia Kirchner. Así lo reveló el periodista Hernán Cappiello en el diario La Nación.